Month: octubre 2015

Disfraces terribles en todos los sentidos

#FreeBacon y Halloween

Olvidad a Jason, a Freddy, a los zombies, a cualquier monstruo que ocupó vuestras preferencias a la hora de disfrazarse. Esta semana la OMS ha sacado (¿estaba todo preparado para la noche de los muertos?) que la carne roja es mala para la salud. Muy mala. Y si es mala, mañana es su día.

Aquí os dejamos una serie de disfraces terribles, en todos los sentidos. Solo con verlos el colesterol se dispara.

disfraz-de-bacon-para-mujer-1

www.regalosfaciles.com  Solo 18,79 € cuesta esta preciosidad. Recomendamos rociar con aceite (del malo). 

      disfraz-hombre-bacon

www.funidelia.es  La versión masculina del anterior. Un traje con un corte exquisito. Algo caro, pero es que el gorrino debía de ser ibérico.

   disfraz-de-chorizo-politico

www.dondisfraz.com  Un disfraz muy español. Me gustaría ver a más de un político con este disfraz (no vale de llonganissa). Una bonita metáfora, los políticos que roban son el cáncer de nuestra sociedad.

           lacroqueta.com_140522819

www.lacroqueta.com  Disfraz de ínfima calidad, acorde a la carne procesada que contiene. No digáis que no da más pánico comerte algo así que las cuchillas de Freddy. Para seguir la broma, en la etiqueta podéis añadir conservantes y demás compuestos de esos.

    disfraz-salchichas

www.funidelia.es Adorable. No podíamos dejar de sacar a los más pequeños de la casa. El disfraz gana si hay doble de kétchup y mostaza.

        Lady-Gaga-fileticos     

foto vía ABC Y para terminar una estrella muy criticada, pero una visionaria. Lady Gaga. Nadie entendió su crítica a los hábitos alimenticios.

Los antibióticos pierden su poder

Qué causa la resistencia a los antibióticos

El otro día llevaba a los niños al cole e íbamos manteniendo una interesantísima conversación acerca de los poderes de El Hombre Absorbente (tu jefe no) un súper villano de Marvel. Me contaban que este señor es capaz de apropiarse de los poderes de lo que toca, ya sea piedra, metal o cualquier superhéroe al que se enfrente, consiguiendo entonces que los ataques no le hagan daño.

abuso-consumo-antibioticos

Boceto de El Hombre Absorbente: Edward McGuinness

Os contamos esto no por frikismo, si no para que empecéis a entender lo que nos está pasando con los antibióticos. Las enfermedades que se combaten con ellos se están adaptando a sus efectos y haciéndose resistentes a los fármacos. De hecho, ya os hemos hablado del mal consumo de los medicamentos en más de una ocasión porque este tema nos preocupa bastante.

Sin querer parecer agoreras, esto es un problema grave para la salud pública. Vamos para atrás, se nos abren nuevos frentes en guerras que ya teníamos ganadas. O peor, porque además de resistencia a los antibióticos, deberíamos hablar de antimicrobianos, un concepto más amplio que comprende la resistencia a los fármacos utilizados para tratar infecciones causadas por otros microorganismos, como parásitos (por ejemplo, el que causa el paludismo), virus (VIH) y hongos (la cándida). Esta información no procede de cualquier blog de salud, está sacada de la Organización Mundial de la Salud.

Por eso este problema es ya una prioridad para expertos y organismos mundiales. La OMS, previendo las consecuencias, ya ha comenzado a tomar cartas en el asunto pero advierte de que la lucha va a ser complicada, ya que se necesita coordinación a nivel mundial entre personal sanitario, población en general e industria farmacéutica.

La solución es prevenir, concienciar a todas las partes de lo que deben hacer. Es algo que cuesta esfuerzo, no dinero. Hay que ponerlo en marcha e insistir. Ya han comenzado campañas de este tipo, como esta australiana, de la NPS MedicineWise, organización sin ánimo de lucro que te deja muy clarito que los antibióticos están perdiendo su poder.

Nosotras no tenemos detrás al ministerio de salud australiano, pero sí que os pedimos que seáis un poco listos, que hagáis caso a médicos y farmacéuticos y que os concienciéis de que los antibióticos no son gominolas. Son algo serio. Y si compartís este post, pues más haremos.

Terminamos. Pero si sigues con fuerzas, saca 5 minutos para ver este interesante vídeo de Ted-ed en el que se explica de una manera muy amena y con subtítulos y todo, qué causa la resistencia a los antibióticos. Siempre es bueno tener conversación y aprender cosas nuevas.

Famosos que hicieron famosas a sus enfermedades

Enfermedades y famosos

enfermedades-famosas-de-famosos

A los famosos les debemos mucho. Deportistas, músicos, actores… hacen que nuestros ratos de ocio sean más emocionantes, divertidos, entretenidos. Solo por eso, gracias.

Pero hay más. Nos pensamos que su vida es todo glamour, diversión y cochazos y también deberíamos ponernos en pie por su labor, intencionada o no, en dar a conocer sus enfermedades y problemas de salud. Porque nuestra sociedad funciona así y cuando un famoso reconoce una enfermedad y la da a conocer, su labor social es tan importante o más que cualquier campaña del Ministerio de Sanidad.

Hagamos un repaso a los casos que más nos han llamado la atención.

Rock Hudson, la primera cara del SIDA. Antes de Rock Hudson, el SIDA era solo una enfermedad de gays y yonkis (así, tal cual, sin paños calientes), algo que ni merecía la atención. Cuando este galán de Hollywood apareció a mediados de la década de los 80 totalmente consumido, algo hizo clic en la mente de los americanos que entendieron la gravedad de esta enfermedad. Porque aunque homosexual, Rock era el símbolo de la virilidad. Sus últimas palabras, leídas por Burt Lancaster, son bastante claras: “No estoy feliz por tener sida, pero si esto puede ayudar a otros, al menos puedo saber que mi propia desgracia tiene un valor positivo”.

No lo llames ELA, di enfermedad de Lou Gehrig. El ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) en Estados Unidos se conoce como Enfermedad de Lou Gehrig. Aquí, este nombre no nos dice nada, pero en América hubo una época en que Lou Gehrig era dios, el jugador más importante de béisbol, un Di Stéfano con un bate en las manos. Y su enfermedad, que acabó con su vida a los 38 años, se dio a conocer a los americanos en 1941. De hecho, si buscáis Ice Bucket Project en Wikipedia, en castellano hablan de ELA y en inglés de la enfermedad de este señor.

Tienes los ojos de tu padre, salvo que sea David Bowie. El atractivo de Ziggy Stardust, del gran duque blanco recae, entre otras cosas, en esos peculiares ojos. Ojos, que no son de nacimiento, si no producto de una enfermedad denominada “heterocromía adquirida”, bastante rara. Y es adquirida porque la produjo un accidente en su infancia, cuando le clavaron un punzón en un ojo y adquirió esa tonalidad.

Sabina hace un Pastora Soler. Quedarse en blanco pero a lo bestia. Esto es lo que le pasó a Pastora Soler, a la que el miedo escénico le hizo dejar, al menos de momento, su carrera. Y eso que llevaba 20 años sobre los escenarios. Esa presión no la sintió ella por primera vez, pero sí que la puso de relieve en España. Cuando el ruido se apagaba, Joaquín Sabina volvió a ponerla en el candelabro en uno de sus conciertos más memorables con su famoso “me ha dado un Pastora Soler” . Se lió bastante la cosa y fue la comidilla de muchos programas matutinos. Pero una vez aclarado entre ellos, todo volvió a la normalidad.

Cristal y la prevención del cáncer de mama. Luis Alfredo, Cristina-Cristal, la malvada Victoria y la que aquí nos interesa, la sexy Inocencia, ya que es ella la que sufre un cáncer de mama en el capítulo tropecientos e hizo más que las campañas de prevención del Ministerio de Sanidad. Muchos médicos de finales de los 80 se sorprendían por ver a mujeres que les pedían hacerse mamografías. Es un poco la antecesora de Angelina Jolie y su doble mastectomía preventiva.

Michael J Fox y su Parkinson El Parkinson ya era conocido en los 80, pero se asociaba a gente mayor. Le tuvo que pasar a alguien que con treintaitantos años seguía pareciendo un adolescente para cambiar la percepción de todo el mundo. Marty McFly hizo que su enfermedad avanzase años, ya no solo con su fundación, si no porque no ha dejado de aparecer en la tele, ayudando a la normalización y comprensión de sus problemas.

Desigual para ser iguales El nombre de Winnie Harlow no os dirá mucho, pero si hablamos de la modelo de los anuncios de Desigual  seguro que os empieza a sonar. Pues esas manchas, se llaman vitíligo, una enfermedad de la piel probablemente de origen autoinmunitario aunque aún está por confirmar. Nos guste la campaña más o menos, aquí los de Desigual lo hicieron bien. Mostrándonos, igual que Dove hizo en su día, que la belleza puede estar en cualquiera, sin seguir los cánones más convencionales.