Cibercondría

O cómo sobrevivir a Internet siendo hipocondríaco

cibercondria

Solo por seguir Cada 8 Horas, un poquito cibercondríaco sí que eres. Seguro.

El otro día leímos una serie de indicaciones de la Fundeu sobre cómo escribir en Internet (sí, lo hacemos, aunque a veces no se note) y nos encontramos con el término cibercondría.  Más o menos, viene a señalar esa conducta por la que estamos constantemente buscando en Internet síntomas, causas, consecuencias… para confirmar “ese mal” que tenemos o sospechamos tener. Dicho de otro modo, hipocondría online. De esto, por cierto, ya hemos hablado en alguna ocasión.

Aunque el post de la Fundeu es muy bueno, y se entiende sin problemas, el que de verdad ejemplifica y no deja duda alguna sobre lo que supone la cibercondría es Juan Toral, médico 2.0 muy estimado por Cada 8 Horas y que con gracia recopila casos de consulta surrealistas en su sección Motivos absurdos de consulta que, porque le creemos, si no pensaríamos que son leyendas urbanas a la altura de las visitas a urgencias de más de un famoso y de dos.

El caso es que en su blog (sección Motivos absurdos de consulta que os recomendamos leer), Juan Toral escribe lo siguiente sobre un chaval que podría incluso ser universitario:

  • “Paciente joven que rondaba los 20 años que acude un viernes a la 1:00h. de la madrugada porque hacía unos días se atragantó con una patata en una hamburguesería y tenía molestias en la garganta. Había leído por Internet que podía tener un cáncer de esófago y exigía alguna prueba para descartarlo ya que estaba convencido que lesiones producidas por una patata frita desencadenaba estas situaciones”.

Sí, amigos. Como lo oís. ¿Qué lleva a este chico a torturarse la existencia buscando en Internet enfermedades provocadas por patatas fritas? No tenemos la respuesta. Se ve que nadie le dijo a este chico que Forocoches no es buen sitio para dar con la solución a sus atragantamientos. Claramente estamos ante un caso de cibercondría. Pero quizás no sea fácil de autodiagnosticar, ya que el paciente puede sufrir también de tontería grado 3, y esto lo puede enmascarar.

Es cierto que la hipocondría o cibercondría son un problema, y la gente que lo padece se merece toda la atención, pero si aplicásemos un poquito el sentido común, un poquito nada más, no nos vendría mal y de paso no saturaríamos las Urgencias de ningún hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *