Cómo sobrellevar el verano en la ciudad

Los otros trucos que no te cuentan en las revistas de salud pero que también ayudan.

Estamos en plena época en que tus Redes Sociales están llenas de puestas de sol, de pies en la arena de la playa, en el agua, en el césped, en camas… pies y pies por todas partes. Es decir, la época en la que todos están de vacaciones y documentan este hecho como único e inigualable. Se crea, sin querer o queriendo, una especie de competición para demostrar que las vacaciones de uno son mejores que las del otro. Pero, ¿qué pasa cuando, por el motivo que sea, uno no se coge vacaciones y se tiene que quedar en la ciudad? El calor sofocante y el no escapar se unen a la pesadez de ver todas esas fotos de las que hablábamos antes y que parece que te refrotan por la cara eres un pringado por no pasarlo tan chupi como yo y no sacar tus pies a pasear desnudos. Y eso nunca es bueno para la salud.

No temáis, gente sin vacaciones, en este post os daremos algunos truquitos, más válidos o menos, para pasar el verano sin tanto hastío:

Truco 1. No mires tus Redes Sociales. Es obvio y teníamos que empezar así. Para evitar todo lo anterior expuesto y que tu mal humor no crezca exponencialmente, deja de lado una temporada tus redes sociales, todas. Otra cosa que puedes hacer es conseguir pósters de sitios paradisíacos y hacerte fotos y colgarlas tú, sin parar. Aquí tienes un ejemplo:

 

verano en la ciudad

Texto obvio: ¡Momento único! En Aliexpress igual siguen teniendo el póster de oferta.                 


Truco 2. Ponte el bañador. Que no te vayas de vacaciones no quiere decir que no puedas ponerte el bañador. Es más, te aconsejamos que compres una crema con olor exótico a papaya, fruta de la pasión o cualquier otra fruta caribeña cuyo olor te haga imaginar que estás lejos, bajo una palmera. Si a todo esto lo acompañas de una buena canción reggae, surfera o que simplemente hable de mar, brisa y playas, solo te queda cerrar los ojos y tele transportarte.

 

Truco 3. Conviértete en vampiro. No, no te decimos que caces personas, que cansa mucho, ni que bebas sangre porque está caliente y en verano como que no apetece nada. Lo que te proponemos es que te escondas en la oscuridad por el día todo lo que puedas y que por las noches renazcas, despiertes y salgas a la calle igual que salen las señoras a tomar el fresco.

Truco 4. Sonríe. Porque sabemos que todos estos consejos que te hemos dado no sirven para mucho más que para sacarte una sonrisilla y porque el buen humor siempre, siempre, ayuda a sentirte mejor. Además, seguro que los que están de vacaciones, tampoco están tan bien o sí. 

¡Ah, y muy importante! ¡Seguid bebiendo agua con estos calores! a ver si ahora resulta que, como no hablamos de eso, dejáis de beberla, y el agua también ayuda.

¡Seguid disfrutando de un feliz verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *