Respirando enfermedad

Día Mundial sin Coches

Nota de las autoras: El engaño de Volkswagen con lo de las emisiones de sus motores diésel, su repercusión y las consecuencias que va a traer te dicen perfectamente que esto de la contaminación no es poca cosa. Así que lee con atención, que mira la que se ha liado.

El pasado día 21 de septiembre, fue el Día Mundial sin Coches. Como todos los años, al menos en España, un día como otro. Nadie deja el coche en casa ni se mentaliza de que los automóviles son responsables del 80% de emisiones de NO2 debidas al tráfico y del 60% de emisiones de partículas. (fuente Ecologistas en Acción). 

madrid polución

De Madrid al cielo (aunque a ver quien quiere ir a este cielo). Foto: Madridiario (Autor: Kike Rincón)

A nosotras nos sorprende que, habiendo una línea de continuidad entre polución y enfermedades respiratorias, no seamos más conscientes de esto. Dejemos a un lado las Administraciones, que aquí van muy por detrás de otros países y si empezamos no terminamos. Vamos a criticarnos nosotros, que al final somos lo que nos ponemos al volante.

Porque, los atascos, los vemos como un problema de movilidad, no de salud pública. Nadie dice en la M40 ¡Dios, qué de emisiones cancerígenas estamos soltando! No, tú solo piensas en que llegas tarde al trabajo y en si te tenías que haber ido por la M30.

Y, realmente, llegar cinco minutos tarde y que te mire el jefe regular, es bastante mejor que tragar humo. 600.000 europeos, según la OMS, fallecieron en 2012 debido a la contaminación.

Sí, ya sabemos que esto más o menos lo sabéis (y sabemos), el tema es que por un oído entra y por otro sale. Quizás más novedoso sea unir polución con obesidad y fracaso escolar. Esto no lo sabíais, ¿eh? Pues nada, es gratis. Eso sí, cuando el niño os traiga los suspensos, quizás sea por vuestro diésel. Aunque, por el lado positivo, también podéis culpar a las partículas en el ambiente de esos kilillos que os habéis echado.

fofisano

Venga, vamos a dejar de imaginar enfermedades respiratorias, cánceres de pulmón, alergias y arritmias. Pongamos soluciones. Originales. Porque además de prohibir coger el coche o la guerra al diésel, se puede hacer algo con más gracia. Y no nos referimos a las trampillas de mover las estaciones de medición, más bien a lo que han hecho en Rivas. Han bajado sus índices de polución reordenando las paradas de bus. Tienes que andar más, pero eso también es sano.

¿Bien pensado, no?

O lo de Vancouver, que en 2020 pretenden que todos sus habitantes, y son 600.000, tengan un parque a menos de 5 minutos y tener 150.000 árboles. Echad cuentas, Madrid tiene 3.300.000 de habitantes y 300.000 árboles (y algunos asesinos).

árboles madrid

Que los coches acaben con los árboles no es noticia, al revés sí. Justicia poética. foto: EFE

Siguiendo en la costa oeste, en San Francisco han prohibido las bolsas de plástico y han hecho de la bici una religión. Y más cerca, en Vitoria, apostaron por un anillo verde, y no por un nudo de carreteras.

Y paramos, que nos está saliendo un post más medioambiental que de salud. Pero, de verdad, menos coche y más darle al pedal (de la bici, se entiende).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *