Cosas curiosas que se venden en farmacias

 

¿Por qué nos extraña encontrar zapatos, medias, miel, gafas o juguetes sexuales en una farmacia? A ver si no de dónde viene lo de “aquí hay de todo como en botica”.

Porque hoy, entras en los establecimientos con el rótulo de la cruz verde y no significa que te pase algo, puede simplemente que vayas a por el pan. ¿Pan? Pues sí, pan y bollería fresca, oiga.

¿Y por qué pan?

Empezaron los valencianos y ya son 150 farmacias (de momento) las que se han unido a esta iniciativa para despachar productos de panadería sin gluten. Buena idea, beneficiosa para muchos y perjudicial, por lo que parece, para unos pocos, ya que el gremio de los panaderos puso el grito en el cielo.

Al final, acuerdo salomónico y han creado un distintivo para que las farmacias que lo tengan puedan vender pan y bollería sin gluten, pero siempre envasado. No podrán fabricarlo en la propia farmacia. En fin, tampoco creemos que ninguna botica acondicionase un horno de leña que bastante tienen ya con lo suyo. Este es el distintivo que pondrán en el escaparate las farmacias que lo vendan:

farmacia sin gluten

Siguiendo por el mismo camino, otro tema que tiene miga, y perdón por el juego de palabras: los juguetes sexuales. Productos que han pasado de la privacidad de los sex shops, a las reuniones de amigas de tuppersex para terminar junto al estante de las leches de continuación. Chocante, al menos. La SEFAC (Sociedad española de farmacia comunitaria), hace unos años, también instó a las farmacias a hacer una reflexión sobre este tema. Nos imaginamos que preocupados por si se iba de madre el test de producto y que pudiese acabar así la cosa.

Pero claro, es que si nos ponemos puristas, ¿por qué se venden coleteros en las farmacias? (sí, coleteros, habéis oído bien), ¿o colonias?, ¿o productos cosméticos? Quizás, leyendo esta noticia, sea una estrategia para arrebatar mercado a las tiendas de la plaza mayor (de donde sea). Así que cuando veáis a unos turistas chinos, rusos o brasileños haciendo cola en las farmacias no es que necesiten aspirinas por la resaca de sangría, es que buscan un souvenir.

Aunque no solo los turistas confunden las farmacias con El Corte Inglés. Y para muestra esta anécdota de Señoras en la Farma

#ParaPacienteYo

Por cierto,@pharmaladys gracias por colaborar con nosotras en #ParaPacienteYo

¿Qué será lo siguiente? Nosotras, y sin que nos llevemos comisión, proponemos estas maravillosas pastillas 100% beneficiosas para el espíritu. Nacidas de una noche de copas (no podía ser de otra forma) en la que Dana Wyse defendió la teoría de que Jesús (Dios) tuvo una hermana, pero que el machismo de la época se encargó de ocultar. Así, nace Jesus had a sister, pastillitas que como las galletas chinas tienen mensajes llenos de humor e ironía sobre el amor, el sentido de la vida, los sueños, la muerte… y que prometen soluciones a todos nuestros problemas.

pastillas para todopastillas para todo

Y ya que estamos, por el mismo precio, una idea de nuevo negocio que une dos conceptos como “abierto 24 horas” y “coca cola”. La primera parte es sabida por todos. La segunda, casi. La chispa de la vida prendió por primera vez en una farmacia de Atlanta, Georgia. Puestos a sumar “enemigos”, los bares son un buen rival. Quizás tu próximo roncola te lo tomes a las cuatro de la mañana en la farmacia del barrio. Eso sí, puedes estar seguro de que no te darán garrafón.

Por último, una crítica. No entendemos como nunca se comercializaron CD´s de música, al estilo de las gasolineras. Ahora es tarde, porque un CD no lo quieres ni regalado, pero entrar en la farmacia y que sonase “me sube la bilirrubina y no lo cura la aspirina” hubiese hecho ganar más dinero que el Frenadol.

¿Quién en su sano juicio no tiene el disco “Bad Medicine” de Bon Jovi? o “Lithium” de Nirvana “Grunge de botica”.

¡Adiós carasguapas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *