Cuando calienta el sol… aquí en el cole

Fotoprotección y niños en horario escolar

cole y sol

Mi primer recuerdo de lo malo que podía ser el sol fue durante unas vacaciones de verano en Benidorm. Y fue, por decirlo de algún modo, bastante cañí. Paseando por el centro, me llamó la atención el color rosa chicle de una familia de guiris. Durante una época, el plastidecor rosa fue mi pintura favorita.

sol-verano-salud

Elegancia y humor, dos cosas que no valoramos en su justa medida de la gente que nos visita.

 

Lamentablemente, no tardé en sufrir en mis carnes el poder maligno de los rayos uva. A cada “ven que te tengo que dar crema” de mi madre, le seguía un “espera” y así me fue. Una tarde llorando, seguida de dos o tres días en los que me bañaba con la camiseta.

No es mi intención hacer mi versión de Cuéntame, es solo que si hablas de los efectos del sol en la piel y te has quemado de pequeña, sufres una regresión aunque no quieras.

Pero es que el sol, además, ya no es lo que era en los 70 o en los 80. Este anuncio de Visionlab lo explica muy bien, con humor entiendes que el Lorenzo es un ente muy, muy peligroso.

Pero cómo afecta el sol a nuestra piel, sobre todo si eres pequeño, es un tema bastante serio y no solo en verano. Ya no es raro tener un sol de julio en abril. Y eso, en el patio del cole, puede ser algo a tener muy en cuenta. Yo, que soy de las se que pone crema hasta en las pestañas, hasta que no he visto la iniciativa de “No te quemes con el sol”  no era del todo consciente de eso. Muchos padres no asociamos el protector solar con el patio del colegio, ni a esa hora y media libre después de comer, ni a que suelen ir sin gorra, sin crema, que están todo el rato corriendo… Algo que en julio prohibirías, en mayo casi ni te lo planteas.

Por eso en Cada 8 horas nos parece tan interesante esta campaña que en algunos coles de Madrid ya está en marcha. Eso de explicarles a los niños (y a los padres) lo dañino que es el sol y cómo y en qué momento debe aplicarse la crema solar es un acierto. Y lo es más cuando colocan dispensadores de crema para que sean los propios niños los que se la pongan antes de salir al patio. Y eso está muy bien, porque, desde que tú les pones la crema a las 8:30h de la mañana, hasta las 5 de la tarde que les recoges de la extraescolar de fútbol, por poner un ejemplo, imagínate. No hay protección que resista 8 horas.

El caso es que como nos parece un tema muy importante y del que se debería hablar más, hemos preguntado a Rosa Tabernerexperta en dermatología, su opinión sobre el tema de la fotoprotección en niños durante el horario escolar y esto es lo que nos ha contestado:

P.- El sol es dañino (y más en determinadas horas del día) ¿Cómo pueden afectar a la larga estos efectos del sol en la piel un niño?  R.- La radiación solar excesiva, tanto los rayos UVA como los UVB (estos últimos responsables de las quemaduras solares) son efectivamente perjudiciales para la piel de los niños, especialmente en latitudes cercanas al Ecuador y en las horas centrales del día (entre las 11 y las 16h sobre todo). Aparte de los efectos “agudos” e inmediatos sobre la piel (en forma de quemaduras solares), existe un daño crónico, más insidioso cuyas consecuencias aparecerán en la vida adulta, en forma de diferentes signos de fotoenvejecimiento”.

P.- ¿Llegan a las consultas casos de problemas que hayan podido surgir en la piel de los niños por su exposición al sol en colegios? R.- “No es demasiado habitual ver quemaduras solares producidas en los colegios, hay que tener en cuenta que las exposiciones en centros escolares suelen ser relativamente cortas y fuera de la época estival, y que los niños de piel más clara suelen aplicarse fotoprotector. Es mucho más frecuente ver este tipo de problemas en verano, cuando ya no hay cole, y los niños están a cargo de sus progenitores”.

P.- ¿Algún consejo más que ofrecer a los padres sobre este tema? R.- “Que les pongan cremita a sus hijos y que les den alimentos ricos en vitamina D”.

Si os habéis quedado con ganas de más consejos de Rosa Taberner, siempre podéis leer en su blog Dermapixel, un post más completo sobre este mismo tema o seguir sus consejos a través de su Twitter @rosataberner.

Nosotras, de momento, vamos a informarnos para ver si podemos hacer de nuestros colegios un colegio fotoprotegido y, visto lo visto, igual hasta cambiamos las vacaciones de verano en la Costa del Sol por una semana en Escocia. Seguro que llueve en Edimburgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *