El centro del universo

 

En cuanto acaba la primera toma, minutos después de nacer, el bebé, en lugar de quedarse acurrucado sintiendo el calor de la madre, sale disparado y atraviesa la puerta del quirófano ante la mirada ojiplática de todos, atraviesa el pasillo, sale por la única ventana abierta, esquiva un sauce llorón, le sonríe a un globo perdido, vuela junto a una bandada de estorninos, saluda a un paracaidista y comienza a subir como un cohete sonrosado, dejando atrás todas las capas de la atmósfera (que dentro de nada tendrá que estudiar). En el espacio, se emboba con la estación espacial, juega a perseguir meteoritos y antes de darse cuenta, llega a Venus y más tarde a Mercurio. Y cuando alcanza el Sol, entonces se detiene, pone los brazos en jarra y le da una patada, instalándose para siempre en el mismísimo centro del universo de su madre.

día lactancia materna

 

Microrrelato e ilustración creados especialmente para la Semana Mundial de la Lactancia Materna que se celebra con el fin de concienciar a la población de los múltiples beneficios y ventajas que supone para el bebé alimentarse exclusivamente con leche de su mamá.

Ilustración: María Portela // Microrrelato: Adrián P. Avendaño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *