Empatiza que algo queda

Empatía y médicos

Muchos (es un decir), de los que nos seguís sois médicos. Y, como te digo una co, te digo la o, como profesionales, perfecto, pero como personas “humanas”, os pondríamos un “Necesita Mejorar”. Pero, ¿por qué? ¿Es una táctica para poner distancia y no sufrir con el paciente? ¿Lo de la empatía no se daba en la carrera? Quizás generalicemos, pero es una sensación compartida, al menos en las salas de espera.

empatía y médicos

¿Por tacto no le venía nada en el vademecum a este señor?

Aunque agua debe llevar el río cuando hay distintas iniciativas para mejorar la relación médico-paciente. Esta de Galicia, es un ejemplo. En ella la Consellería de Sanidade editó un “manual de estilo” en el que explicaban cómo la calidad del servicio iba asociada a la satisfacción del enfermo y esto se lograba al informar con palabras sencillas, comprensibles y de manera respetuosa al paciente.

Vamos, lo que venimos diciendo en Cada 8 horas desde mayo, la salud vista en modo usuario.

Tampoco pedimos empatía a este nivel. Pero un poquitín, a veces, no estaría mal.

Y es que el estrés afecta. Si andas hasta arriba, dedicar tiempo al paciente, escucharle con 18 esperando, pues como que no. Este estudio en Lleida además de hablar del síndrome burn out, señala que los médicos de campo lo padecen más que los urbanos. Curioso.

Pero sea lo que sea, ¿qué se puede hacer? Porque lo que está claro, es que según cómo digas las cosas, el paciente se lo toma de una manera u otra. En este artículo al final, lo que sacas en claro es que el médico debe ser como un entrenador, un profesor, como tu monitor del gimnasio, que te anime, te motive, te haga sentir importante, en el que confíes. Y luego, todo lo demás será más sencillo. Casi nada.

Quizás los pacientes pidamos mucho. Quizás tengamos la misma actitud en la consulta del médico que en un restaurante con tres estrellas Michelín, y queramos ser tratados como reyes, sin pensar en nada más. O que lo paguemos con los médicos por problemas en la administración, con lo de las listas de espera y todo eso. Así que tranquilos, este post no es nada personal. Ya llegará el post de autocrítica (como pacientes).

Lo que está claro es que ha empezado a moverse el tema, y que actitudes de las de antes o esas tipo Dr. House ya no se aceptan. Puede que, como dijimos antes, también los enfermos debamos ser respetuosos, porque una relación es de dos.

Comentarios, sugerencias, bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *