Enfermeros, porque también son muchos y buenos

Enfermería, una profesión abierta a interpretaciones. Parte II.

Tal como prometimos aquí tenéis un segundo post sobre esa profesión que tanto juego ha dado y da en el cine, la enfermería, pero en esta ocasión hablaremos de los papeles masculinos en las películas y series de televisión.

Y aunque gracias al cine y a la televisión hemos podido disfrutar de grandes personajes que nos han hecho sentir, disfrutar y reír, lo cierto es que hoy, nos pondremos algo reivindicativos para dejar de ver esta noble profesión encasillada históricamente en el género femenino.

Primero. Porque aunque haya grandes guiones escritos y maravillosamente interpretados de hombres vestidos de enfermeras, siguen siendo eso, hombres vestidos de enfermeras (ñiiii). Son muchos los ejemplos que podríamos mostrar pero estos dos son muy top.

 

Segundo. Porque ni todos los hombres son doctores, ni todas las enfermeras son mujeres. Sabemos de buena tinta que hay enfermeros de vocación. Para muestra, esta escena de Gaylord “Greg” Follen en “Los Padres de Ella”, conociendo a toda su familia política en pijama y justificándose por algo que no debe. ¡Te apoyamos Follen!

 

Tercero. Porque la tendencia sexual tampoco es una regla. Ser gay o hetero no hace al enfermero. Así el personaje de Benigno (por cierto, buen nombre para cualquiera que se dedique a la salud) en “Hable con Ella” nos despista durante toda la película entre sus ademanes y sus sentimientos.

 

Cuarto. Porque así como en el anterior post de enfermeras nos centramos más en los papeles de malas malísimas (personalmente hablando que no profesionalmente), tampoco todos los enfermeros o los que hacen de enfermeros son malos (profesionalmente hablando que no personalmente), por mucho que nos hagan reír a carcajadas o sudar la gota gorda si nos ponemos en el lugar del paciente a su cargo.

 

Por todo ello, queridos enfermeros, en Cada 8 Horas reivindicamos vuestra gran labor junto a la de vuestras compañeras femeninas e instamos a los guionistas a salir de los arquetipos obsoletos. ¡Por grandes papeles de enfermeros fuera de los clichés en series y películas!

 Y para papelón el de Philip Seymour Hoffman en Magnolia. ¡Te queremos Phil!

2 thoughts on “Enfermeros, porque también son muchos y buenos

  1. Isabel Sanz

    Hola, me encanta tu blog y este artículo está muy bien para reivindicar que también hay hombres en la profesión. Sin embargo, me parece desacertado incluir en un post donde se habla de “muchos y buenos” a un personaje, el de Benigno, que comete una agresión sexual durante su práctica profesional. Un saludo.

    1. cadaochohoras cadaochohoras

      Hola,

      Lo primero pedirte disculpas si te ha molestado la referencia a esta película. Por supuesto, no era nuestra intención. En el post hemos recopilado algunas escenas de películas protagonizadas por enfermeros, sin entrar a valorar su profesionalidad. Lo que es indudable es que estamos hablando de cine, de gran cine (con esta película Almodóvar se llevó el Oscar al mejor guión) en el que uno de los protagonistas es un enfermero y aludir a ella (teniendo en cuenta que lo que hizo claramente no es ético) no nos pareció inapropiado en el contexto del post.

      Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *