HITOS FARMACOLÓGICOS. PARTE I

Principales fármacos aparecidos a lo largo del siglo XX

¿De verdad creéis que cualquier tiempo pasado fue mejor? Musicalmente hablando, sí. Seguro. Ya os lo digo yo. Pero si hablamos de salud y de medicina, me temo que no. Para que os hagáis una idea os daremos un dato

esperanza-de-vida-y-farmacos-datos

Así, sin entrar mucho en detalle, antes nos moríamos de cosas que en la actualidad (en un país desarrollado, claro) es casi impensable. ¿Las causas? Muchas y muchas de ellas asociadas directamente a carencias básicas: una mala nutrición, un suministro de agua deficiente, un mal acondicionamiento de la vivienda…

Fijaos. A principios del SXX en Estados Unidos se consideraba «normal», por ejemplo, que uno muriera de un gripazo o de una simple diarrea. Cualquier enfermedad, considerada ahora común, podía ser fatal en aquella época. Sin necesidad de coger el avión, aquí, en nuestros pueblos, se oía mucho eso de “se ha muerto de lo suyo” o “le dio un aire al pobrecillo”. Eran cosas normales. Morirse era normal. Y ni siquiera uno investigaba mucho el porqué de aquella muerte. Pa qué. Las cosas eran así y ya está. Bastante tenía uno con buscar la ración de comida del día como para pensar si eso que comías era más o menos bueno para tus triglicéridos. Apenas se hablaba de cáncer, por ejemplo.

– Virgen santa  ¡qué carácter! –

Pero eso era antes, aunque este señor del vídeo opine lo contrario. Ahora vivimos entre 40 y 45 años más. Dos vidas de las de antes.

Estos cambios tan espectaculares en nuestra esperanza de vida se debieron, en su gran mayoría, a los programas nacionales de salud pública y a otros diversos factores como el económico, por ejemplo. Al desaparecer de la población esas carencias básicas, desaparecieron con ellas gran cantidad de infecciones asociadas. Las campañas de vacunación erradicaron, casi completamente, muchas de las enfermedades que diezmaban a la población (peste, tuberculosis, neumonía, viruela…). En la actualidad las enfermedades cardiovasculares y el cáncer son las que han acaparado todo el protagonismo.

En cuestiones de salud la vida nos ha cambiado mucho, sí. Pero, sin duda, los que más nos han ayudado a ese cambio y a los que debemos rendir un tributo importante es al papel que la investigación en medicina y los fármacos, han jugado en estos cambios. Porque… ¿os habéis preguntado alguna vez cómo estaríamos ahora mismo sin ellos? ¿Os imagináis, por un momento, que no existieran o no poder tener un fácil acceso a esos medicamentos que curan nuestras enfermedades o nos alivian el dolor? 

Así que le preguntamos a nuestro colaborador y farmacólogo, Dr. Tamargo, qué hitos en farmacología considera él que han cambiado más nuestras vidas durante el siglo XX y por qué o en qué orden.

Su respuesta es bastante interesante, como siempre, pero para no extendernos demasiado, hemos decidido dividir la información en dos post. Éste, que nos sirve de introducción y un segundo en el que os hemos hecho infografía a modo de resumen sobre aquellos fármacos que el Dr. Tamargo considera los hitos farmacológicos más importantes del siglo XX.

El Dr. Tamargo nos contará cosas tan curiosas como el descubrimiento del uso de la nitroglicerina en el tratamiento de cardiopatías, el origen de la aspirina o por qué el periodo entre 1949 al 1959 se conoció con el nombre de «la década mágica de la psiquiatría».

Muy interesante. En serio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *