Micromecenazgo saludable

Salud y crowdfunding

salud-y-crowdfunding

No nos engañemos. Esto del crowdfunding o micromecemazgo en cuestiones de salud es bastante viejuno. No tenía un nombre tan molón, pero existía. Eran las típicas galas de la tele en las que se pedían aportaciones llamando a un teléfono, y en el que salían famosos subastando algo de valor emocional (se sigue haciendo).

La cosa es que la aparición de las redes sociales ha hecho que ya no sea necesario ir a la tele, que un famoso te haga caso o que sea navidad. Pones tu caso en Precipita o Verkami y financias un tratamiento, una investigación, das a conocer un problema… gracias a la colaboración de muchos donantes. Ya te digo, como antes, pero menos “social” (pronúnciese sousial).

En un principio, todo bien. Pero nos parece que aquí se abre un debate ético con este tipo de prácticas. ¿No se estarán saltando los cauces normales para conseguir un trasplante? ¿No se aprovecharán de la pena? ¿Habrá gente que esté peor y al no tener acceso a las redes se quede atrás?

Es más, ¿no estaremos supliendo algo que debería hacer el Estado? Porque, que el Centro Nacional de Biotecnología esté metido en esto por falta de presupuesto da mucho que pensar o que el CSIC pague a un ayudante de astronomía mediante Verkami es directamente lamentable (aquí lo hacen también como denuncia del panorama científico español).

Quizás debamos cambiar la forma de pensar. Si lo público no llega, habrá que tirar de colaboraciones, con empresas privadas, fondos de inversión o con cientos de personas que pongan su granito de arena. Aquí todavía falta una ley de mecenazgo que complemente y no sea sustituto de lo público. Nada extraño en un país con esa vocación de defensa de la ciencia (modo ironía on).

El crowdfunding en salud parece que está aquí para quedarse. No sabemos, si mucho o poco tiempo, con o sin éxito, pero lo que está claro es que es (como en la música, la literatura o el cómic) un recurso puntual e individual. Para las cosas grandes, es pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *