Doctor Music

Música en hospitales. Los beneficios de la música en los pacientes

musica-en-hospitales

Foto: Les Trésors du Dr. Vinylo

El título de una promotora de conciertos nos viene al pelo para este post. También podríamos haber elegido “El que canta su mal espanta”, refrán y gloriosa canción de El Último de la Fila. Porque de lo que vamos a hablar es de los beneficios de la música en los enfermos. Hay mil estudios que muestran que la música alivia, desestresa, relaja, te hace ser mejor persona, te impulsa a invadir Polonia…

Y esto, por lógica, no ha pasado por alto en muchos hospitales, que se han apuntado a llevar la música a sus centros, para que los pacientes se vayan recuperando a un mejor ritmo (chiste sin gracia, sí). Ante la falta de salas en muchas ciudades, puede que un hospital sea el lugar perfecto para escuchar algo en condiciones.

Muchos puristas dirán que esto es una tomadura de pelo y una forma de salir en las noticias o hacerse viral. Que cómo va a haber música en un sitio donde hasta hace nada la foto de una enfermera mandaba callar a todo el mundo cual Raúl en el Camp Nou.

Pero quedarnos en el pasado, en algo como la medicina, es imposible. Hay que evolucionar, investigar, hasta en la forma de tratar al paciente. Si ya existe el rock de la cárcel, en la plaza del pueblo, en el insti, ¿por qué no va a existir un rock del hospital? Tampoco debería ser tan raro. No hace mucho hasta hemos visto a la Legión en Málaga interpretando su himno, que quizás no era el mejor camino, pero bueno, un mal día lo tiene cualquiera.

El caso es que sí que podemos hablar de iniciativas que están triunfando. Tenemos el ejemplo del hospital de Dénia, donde se interpreta música en secciones tan delicadas como oncología y neonatos. Música tranquila, clásica, que bajo la supervisión de los médicos se usa para relajar, y con eso mejorar la respiración, el ritmo cardiaco…

Pero también hay sitio para cosas más movidas. Música en vena gira por distintos hospitales de Madrid llevando desde flamenco a música clásica, cantautores, jazz y si se enteran los de Love of Lesbian allá que van, porque estos no se pierden un festi. Aquí ya se amplía el repertorio, buscan relajar o activar, porque hay enfermos a los que una buena fiesta les da la vida. Y esto es de verdad de agradecer, porque los hospitales no son ya los sitios lúgubres de antes, la mayoría de las ocasiones sales mejor, y eso es de celebrar. Con respeto y las salvedades que queramos, pero de celebrar.

Así que amigos, preparaos para encontrar músicos en los pasillos, porque esto va a más. Si miras por internet ves montones de iniciativas, y cada vez más médicos y organismos apoyan estos conciertos. Nosotras ya pedimos que la pulsera que te colocan para identificarte te sirva también de pase para cualquiera de los muchos que tenemos en España. O al revés, para agilizar el ingreso, que muchas veces el personal va como motos.

Salud y rock and roll, que diría el Loco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *