¿No sabes qué hacer este Halloween?

Puente, niños en casa y sin saber qué hacer. Eso sí que da miedo.

Keep calm.

Si tenéis botiquín en casa ya tienes plan. Aquí os dejamos algunas ideas chulas para pasar un fin de semana halloweeniano-espeluznante en familia y además sin tener que ir al chino de la esquina, que esto mola mucho más:

El chupabuhhh: Para este no os hace falta ni sacar el botiquín. Un kleenex, un chupachups y una cuerdecita. Una vez puesto y atado el kleenex alrededor del chupachups, dibuja con un rotu negro dos ojos, una boca y ya está. Tiempo estimado de realización 30 segundos, más fácil imposible.

 

La momia piñata: Antes de nada, coge un rollo de papel higiénico vacío (claro) y sitúa una cuerda de extremo a extremo en la parte inferior, tal y como aparece en la foto. Tapa esa parte inferior con una gasa del botiquín o más fácil aún, con el mismo papel higiénico por encima de la cuerda y sujeta el sobrante con celo. Una vez hecha la base, rellena el rollo con chuches terroríficas. Termina de cubrir el resto del rollo con gasas o con papel higiénico y ya tienes tu momia piñata. Puedes dibujar tú mismo los ojos o puedes hacerlas de forma casera: recorta dos circulitos de un envase de aspirinas, pon una bolita de papel de color negro dentro de cada uno de ellos, pega cada ojo sobre un folio, recorta y listo.

ideas-halloween

Foto: triedandtrueblog.com

 

Y esta mano de esqueleto ¿Mola o no mola? Con mucho cuidadito coge un folio en blanco, traza la silueta de tu mano con un lápiz y recórtala con una tijera. Una vez recortada dobla cada uno de los dedos a lo largo por la mitad y después ve haciendo dobleces en cada una de las articulaciones como indica la foto y ¡Ta-Da!

mano-esqueleto-diy-halloween

Foto: Hallmark

 

Más fantasmas. Esta vez voladores. Coge gasas, ábrelas, mójalas en un bol con una mezcla de cola blanca y agua, ponlo sobre algo redondito para que coja la forma de la cabeza y déjalo secar. Pon un hilo en la parte superior para poder colgarlo, pégale o píntale unos ojicos negros y UuuoooAAhhhh!

 

Chupitos A+: Si no tienes en el botiquín, acércate a la farmacia y compra jeringuillas. Rellénalas con gelatina de fresa (aún líquida) déjalas enfriar en la nevera y ya tienes un postre horripilante y perfecto para Halloween.

gelatina-halloween

Foto: thescoutguide.com

 

¿Fáciles, verdad? Si os gustan este tipo de ideas en nuestro Pinterest hay muchas más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *