Pues sí, estrenamos sección

EnferMitos

¿De qué irá? Pues irá de todas esas anécdotas, excusas, ideas, actos, creencias y MITOS que todos o casi todos hacemos o decimos mal y aun así, lo hacemos o lo decimos. ¿Por qué? Porque es la costumbre, porque se lleva haciendo así toda la vida, porque lo alternativo es lo que realmente funciona y además mola, porque me lo ha dicho mi vecina Paqui que esa sabe cantidad de medicina aunque es cocinera, con todo el respeto por las cocineras, y porque la gente dice que es lo mejor. ¿Qué gente? Pues la gente, ese grupo de población amplio, sin características definidas pero que sabe mucho de todo y muy poco de nada en concreto, ESA GENTE. Y, paramos ya, porque podríamos seguir con este tú-pregunta-que-yo-respondo hasta el infinito.

A ver, seamos sinceros, en algún momento de nuestras vidas todos hemos exagerado nuestras dolencias pasajeras para poder escaquearnos sin levantar sospechas o le hemos soltado alguna mentirijilla al doctor. ¿Verdad que sí? ¡Confesad!

01EnferMitos

– Lo que no cuentas es que has estado bailando toda la noche, claro. –

Quien más o quien menos, todos hemos jugado a los médicos y quien más y quien menos, todos nos hemos automedicado, o nos hemos pasado pastillas “legales” unos a otros como si estuviésemos en un after dándolo todo. En el trabajo, por ejemplo, alguien suelta: Me duele… Y antes de que haya podido terminar la frase encima de su mesa hay una cantidad de remedios sacados de los bolsillos cotidianos como para traficar al más puro estilo película americana de malos malotes.

La verdad es que el nombre de EnferMitos nos ha quedado un poco tipo La Hora Chanante. Para todos aquellos que no conocéis este programa de humor, algo absurdo y puntiagudo, os lo recomendamos pero, sobre todo, lo que os recomendamos es que no os perdáis esta nueva sección de Cada 8 horas que además de tener un nombre muy chanante promete ser también algo absurda, ¿por qué no? y muy puntiaguda.

Aquí recuperaremos todas esas historias, historietas, anécdotas y mucho más para entretenernos todos un rato y de paso intentar concienciar sobre todas estas costumbres bien y mal ejecutadas y pecadillos varios. Luego, está claro, cada uno hará lo que quiera o lo que le diga su vecina Paqui, sí, de nuevo La Paqui, es que esta mujer sabe mucho, de medicina no sabemos si tanto.

Como dicen los blogeros modernos de hoy: Enjoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *