¿Qué tipo de enfermo eres? Parte 2 (Humor)

Tipología de enfermos o cómo nos comportamos ante la enfermedad

tipologia-enfermos-parte2

Por fin, ya está aquí, ya llegó la segunda parte y final de Tipología de enfermos. El tema daría para muchos artículos más porque hay tantos tipos de enfermos como personalidades y nada como no encontrarte del todo bien para que esa personalidad salga a luz sin trampa ni cartón o, como se dice ahora, sin filtros.

Empezaremos por una tipología que tiene su antagónica:

El pirulero: “Necesito más” ese es su lema. Nada de lo que se tome este enfermo para mitigar, mejorar o curar su malestar será suficiente, porque a estos enfermos las medicinas, por muchas que se tomen, no les hacen nada de nada. Seguramente debe ser porque su organismo es extraterrestre y según engullen el remedio, se esfuma por arte de magia dentro de su organismo.

photobucket.com

vs.

Lucille Ball

 

El estoicoEl que no quiere nada de nada porque prefiere aguantarse, resignarse, sufrir lo que le toca a pelo, ser 100% consciente de su malestar, que para eso el mal es suyo y hace con él lo que quiere. Aquí existen varias teorías al respecto pero ninguna concluyente: ¿será que en el fondo le gusta sufrir?¿será que no cree en los avances de la salud? ¿será que también es extraterrestre?

Y hablando de curarse solos, los que no lo harán nunca y además lo tienen clarísimo son los de la siguiente tipología:

El enfermo mimosón o “All I Need Is Love!

Enfermo: menos mal que tengo te tengo a ti 
Al que le toca: no pasa nada cariño, te vas a poner bien.
Enfermo: es que me cuidas mucho, no te merezco.
Al que le toca: claro, claro, pero ahora descansa, ¿vale?
Enfermo: ven aquí conmigo, dame calor.
Al que le toca: (…)

How I Met Your Mother

 

De esta última tipología podemos derivar a otra:

El enfermo mentirosillo: Bien porque quiere alargar (sin motivo físico real) su malestar para que les sigas haciendo zumo, sopita o mimos o bien porque se pone enfermo por ciencia infusa (nunca porque haya andado descalzo por la calle a tres grados bajo cero o porque se haya comido tres paquetes de galletas caducados de una sentada o porque se haya hecho el Hulk o el David el Gnomo levantando siete veces su peso).

The Big Bang Theory

 

En cualquier caso, estar enfermo, por el motivo que sea, es un fastidio al que cada uno responde como quiere o como puede e, independientemente de la tipología con la que te sientas identificado, lo más importante de todo siempre es estar sano. Seguro que ahí estamos todos de acuerdo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *