Volver al trabajo me pone mala

 

…pero mala muy mala, mala de acostarme”, que decía Martirio.

sindrome-post-vacacional

¿Existe de verdad el síndrome post vacacional?

¡Qué país este! Con más de 5 millones de parados, hay otros tantos millones (o más) de personas a las que volver al trabajo le provoca malestar, trastornos gástricos y un profundo sentimiento mezcla de rabia y tristeza.

Lo primero, no os quejéis tanto. Desde un punto de vista médico, el síndrome postvacacional no es oficialmente una enfermedad. Para muchos, es un timo.

Pero ya que está aquí, se ha quedado. Es ya un tópico encontrar en los periódicos consejos para evitar este malestar. A nosotras, nos llama la atención que en muchos casos te digan que volver tres días antes es bueno, para la adaptación. ¿Perder días en Cádiz por estar en casa es bueno? Apurar hasta el final es lo mejor, de sopetón, que ya somos mayorcitos y no niños que empiezan el cole.

Algunos, hasta pueden tener suerte y que les animen en el Metro cuando van a echar sus horillas.

Porque lo que está claro es que volver de la playa o de una semana en un crucero le cuesta a todo el mundo, pero no hagamos una montaña de un grano de arena. Dejemos a los médicos para cosas más importantes. Y si te encuentras plof, ponte a los Earth, Wind & Fire o llama a los amigos y tómate unas cañas (sin pasarse), ya verás cómo se te olvida todo.

¡Feliz vuelta a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *