STOP Errores de Medicación. Parte I.

Cuando eres tú el que cuida

Dice el científico Aubrey de Grey que la vejez se puede curar y que en un futuro podremos estirar los 30 durante largo tiempo gracias a terapias regenerativas e incluso vivir unos 200 años o más. Pero mientras llega ese futuro, nosotras, como tú, nos hacemos mayores sin remisión. Afortunadamente, claro, porque a pesar de ser una faena no lucir los muslos que teníamos a los 30, la alternativa no es muy atractiva.

A lo que voy, que me pongo a hablar de muslos y me lío, es que mientras nosotros envejecemos también envejecen nuestros padres, tíos, abuelos… y un día haces ¡chas! y eres tú el que cuidas de ellos en vez de ser ellos los que cuidan de ti. Te conviertes en el cuidador no solo de tus hijos, si no de tus mayores. Les acompañas a sus revisiones médicas, les cuidas la dieta, sus costumbres, su medicación… devolviéndoles así lo que hicieron por ti.

Pero estar pendiente de una medicación si no eres ni médico, ni enfermera, ni profesional sanitario no siempre es sencillo y puedes acabar cometiendo errores. Por eso cuando Alfredo Montero, Especialista en Farmacia Hospitalaria y creador junto a Sergio Plata del proyecto STOP Errores de Medicación, nos dijo que estarían encantados de explicar su proyecto en nuestro blog, nos pareció un lujo poder contar con ellos. Un lujo y una oportunidad para concienciar desde Cada 8 horas sobre la importancia que tiene para nosotros hacer un correcto seguimiento de nuestra medicación o saber, por ejemplo, qué debemos preguntar al médico en nuestra próxima cita y así evitar confusiones como esta…

medicacion.jpg

Si tienes algún familiar mayor a tu cargo seguro que esta escena te suena ¿verdad?

 

Así que si eres de los que tienen padres o familiares mayores a los que “cuidar” este será el post más útil que leerás hoy. Te lo aseguramos.

Os dejamos con los responsables del proyecto STOP Errores de Medicación:

Errores de medicación

Cuando hablamos de un error de medicación nos referimos acualquier acontecimiento adverso que se pueda prevenir y que ocurra durante el uso de un medicamento, produzca daño o no al paciente”.

Estos errores pueden ocurrir durante cualquiera de las diferentes etapas del uso del medicamento, por lo que cualquier profesional sanitario o paciente puede, al igual que provocarlos, ayudar a prevenirlos. Esta consideración es muy importante que la tengamos en cuenta.

errores-medicacion

Estos errores son considerados un problema de salud pública en todo el mundo desde hace años. Por poner un ejemplo, en Estados Unidos se calcula que la incidencia de los errores de medicación en el medio hospitalario es aproximadamente de un 5%, siendo causa directa de más de 7.000 muertes anuales. También se ha visto en algunos estudios que una de cada 131 muertes fuera del hospital son provocadas por estos errores de medicación.

Aunque estos errores son relativamente frecuentes en nuestro sistema sanitario, tenemos que saber que la mayoría se detectan antes de que lleguen al paciente, y cuando llegan, muchos NO producen daño importante.

Los errores de medicación más frecuentes se producen normalmente durante la prescripción médica (debido a que es la primera etapa y no existe filtro previo de seguridad), aunque los más graves suelen ocurrir una vez se hayan traspasado todas las barreras de seguridad, es decir, en la administración del medicamento. Algunos ejemplos sobre esto son:

  • Cuando nos olvidamos de una dosis (omisión) o cuando existen duplicidades en los tratamientos.
  • Cuando hay algún malentendido en la prescripción, ya sea por escribirla a mano con mala letra, por el uso decimales, abreviaturas, etc.
  • Fallos o déficits en la comunicación entre profesionales y entre profesional sanitario-paciente.
  • Cuando en lugar de tomar los medicamentos cada 8 horas los tomamos en cada comida, por ejemplo con los antibióticos (errores en posología).
  • Errores debidos a los nombres de los medicamentos que son muy parecidos entre sí.  Para solucionar este problema una de las medidas de seguridad propuestas por los organismos que velan por el uso seguro del medicamento, es el uso de Tall Man Lettering.
errores-medicos

*Ejemplo de Tall Man Lettering

  • Errores causados porque el envase o etiquetado de dos medicamentos son muy similares, lo que llamamos “isoapariencia”.
isoapariencia

*Ejemplo de isoapariencia

  • O en el caso opuesto, cuando dos medicamentos son exactamente iguales pero vienen envasados y/o etiquetados de manera diferente (“NO Isoapariencia, como en el caso de los medicamentos genéricos en España). Puede ocurrir que pacientes con un tratamiento largo, se encuentren con cambios de marca frecuentes en su medicación, aumentando así las posibilidades de llevarle a error. Como se muestra en este ejemplo:
  • Errores con la vía de administración:

Se debe tener especial cuidado con los medicamentos de alto riesgo, como son la insulina, el “Sintrom”, el metotrexato para la artritis, la levotiroxina, digoxina, etc. ya que son medicamentos con los que un pequeño error de dosificación o de frecuencia de administración puede provocar toxicidades graves en el paciente, por eso requieren de un especial conocimiento, seguimiento y atención por parte del profesional.

Pues hasta aquí esta pequeña introducción para principiantes que esperamos os haya sido útil y de interés. Pero si aún te estás preguntando cosas como ¿qué puedo hacer en casa para no cometer errores? o ¿cuál es la mejor forma de organizar la medicación? tranquilo, que sobre eso nos hablarán los chicos de STOP Errores de Medicación, aquí en Cada 8 horas, en una segunda parte de este post. Mientras tanto cuidaos y a seguir envejeciendo (hasta que haya cura, claro).

(*) Las fotos de medicamentos que aparecen en este post han sido proporcionadas por STOP ERRORES DE MEDICACIÓN con el único fin de mostrar ejemplos gráficos sobre los errores de medicación más comunes entre pacientes.

2 thoughts on “STOP Errores de Medicación. Parte I.

  1. María Berdayes

    ¡Un post de sobresaliente!
    Además de no faltarle detalle, es realmente importante el hincapié que se hace en determinados aspectos que llevan a error a cuidadores: sobre especialidades genéricas, envases muy parecidos entre si y seguir una correcta pauta en la administración de la medicación al paciente.
    Realmente, de obligada lectura para cuidadores, sobre todo para aquellos que empiezan con la ardua tarea de cuidar a un familiar.
    Atte.,
    María Berdayes

    1. cadaochohoras cadaochohoras

      Muchísimas gracias por tus palabras María. Es cierto que es fundamental que los pacientes estemos cada vez más informados y concienciados sobre determinados aspectos y este es uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *