Tag: actualidad y salud

Doctor Music

Música en hospitales. Los beneficios de la música en los pacientes

musica-en-hospitales

Foto: Les Trésors du Dr. Vinylo

El título de una promotora de conciertos nos viene al pelo para este post. También podríamos haber elegido “El que canta su mal espanta”, refrán y gloriosa canción de El Último de la Fila. Porque de lo que vamos a hablar es de los beneficios de la música en los enfermos. Hay mil estudios que muestran que la música alivia, desestresa, relaja, te hace ser mejor persona, te impulsa a invadir Polonia…

Y esto, por lógica, no ha pasado por alto en muchos hospitales, que se han apuntado a llevar la música a sus centros, para que los pacientes se vayan recuperando a un mejor ritmo (chiste sin gracia, sí). Ante la falta de salas en muchas ciudades, puede que un hospital sea el lugar perfecto para escuchar algo en condiciones.

Muchos puristas dirán que esto es una tomadura de pelo y una forma de salir en las noticias o hacerse viral. Que cómo va a haber música en un sitio donde hasta hace nada la foto de una enfermera mandaba callar a todo el mundo cual Raúl en el Camp Nou.

Pero quedarnos en el pasado, en algo como la medicina, es imposible. Hay que evolucionar, investigar, hasta en la forma de tratar al paciente. Si ya existe el rock de la cárcel, en la plaza del pueblo, en el insti, ¿por qué no va a existir un rock del hospital? Tampoco debería ser tan raro. No hace mucho hasta hemos visto a la Legión en Málaga interpretando su himno, que quizás no era el mejor camino, pero bueno, un mal día lo tiene cualquiera.

El caso es que sí que podemos hablar de iniciativas que están triunfando. Tenemos el ejemplo del hospital de Dénia, donde se interpreta música en secciones tan delicadas como oncología y neonatos. Música tranquila, clásica, que bajo la supervisión de los médicos se usa para relajar, y con eso mejorar la respiración, el ritmo cardiaco…

Pero también hay sitio para cosas más movidas. Música en vena gira por distintos hospitales de Madrid llevando desde flamenco a música clásica, cantautores, jazz y si se enteran los de Love of Lesbian allá que van, porque estos no se pierden un festi. Aquí ya se amplía el repertorio, buscan relajar o activar, porque hay enfermos a los que una buena fiesta les da la vida. Y esto es de verdad de agradecer, porque los hospitales no son ya los sitios lúgubres de antes, la mayoría de las ocasiones sales mejor, y eso es de celebrar. Con respeto y las salvedades que queramos, pero de celebrar.

Así que amigos, preparaos para encontrar músicos en los pasillos, porque esto va a más. Si miras por internet ves montones de iniciativas, y cada vez más médicos y organismos apoyan estos conciertos. Nosotras ya pedimos que la pulsera que te colocan para identificarte te sirva también de pase para cualquiera de los muchos que tenemos en España. O al revés, para agilizar el ingreso, que muchas veces el personal va como motos.

Salud y rock and roll, que diría el Loco.

El lucrativo negocio de la peor enfermedad

Paco Sanz, Fernando Blanco o cómo ser un sinvergüenza

codicia

A casos como el de Paco Sanz o el de los padres de Nadia lo que les ha faltado es un buen diagnóstico a tiempo: impudicia crónica, codicia patológica… no sé. El amor al prójimo en ocasiones nos ciega, está claro.

Sea como fuere, como el mal ya está hecho y el cabreo generalizado es mayúsculo, os dejamos con la opinión sobre este tema de nuestro médico 3.0 de cabecera, Juan Toral:

“Los seres humanos somos extraordinarios. Pese a estar cegados en ocasiones y ser nuestro peor enemigo sabemos encontrar la unión cuando alguien nos necesita. Y sin duda, un duro proceso como el de enfermar suele ser un punto de unión donde todos damos nuestra mejor versión para ayudar a los que necesitados, ya sea fundando asociaciones, organizando carreras, batiendo records en donaciones de órganos, recaudando fondos para ayudar a investigar o simplemente acompañando a las personas y familias que sufren el perder el bien más preciado, la salud.

Pero en las oleadas de solidaridad hay quién aprovecha para subirse a la ola y pescar en aguas revueltas. Y es que la Sanidad, debido a su importancia y al valor que tiene, mueve una serie de intereses y sobre todo un dinero que es muy codiciado para los avaros sin corazón.

La presencia de varias espinas dolorosas no puede hacernos perder la belleza de todo un paisaje digno de alabanza. En los últimos meses dos dolorosos casos pueden hacernos dudar sobre si echar el freno de mano en nuestra solidaridad o al menos poner en cuarentena cuando el necesitado nos pide una ayuda tan necesaria como valiosa.

El caso de Nadia, la niña de 11 años con tricotiodistrofia para la que los padres montaron una campaña que recaudó fondos millonarios demostrándose un uso fraudulento por parte de sus progenitores que, aprovechando la historia de sufrimiento de Nadia, montaron un lucrativo negocio de 918.000€, enturbiándose aún más por la oscura trama del escándalo sexual que empequeñecía las visitas a platós y medios de comunicación con doctores falsos o el relato sobre la necesidad de operaciones inventadas que fueron la mecha para que su hucha se encendiera.

Pero si hay alguien abominable que nos ha dado arcadas es Paco Sanz, “el hombre de los 2.000 tumores” que apoyándose en su supuesto síndrome de Cowden recaudó más de 250.000€ con sus mensajes difundidos por radio, Tv, prensa y redes sociales con ese lenguaje tan cercano y sincero al que era difícil negarle la ayuda para poner cura a un mal, el suyo, que finalmente se ha demostrado que no tiene remedio ya que la codicia y la sinvergonzonería es una lacra sin tratamiento. Dinero empleado para su lucro personal comprando coches, artículos en tiendas de lujo o viajes, pero no al extranjero para recibir un supuesto tratamiento que no ha demostrado haber recibido sino para tomar el sol o degustar elitistas manjares pagados de las personas generosas a las que engañó y conmovió a través de la trama maquiavélica que construyó junto a su familia, su joven novia y su cabeza sin pelo pero llena de maldad.

Y es que ver los vídeos donde se jacta de todos los que le han ayudado, comprobar cómo se ríe de la solidaridad y sobre todo la trama montada en forma de melodrama de tres al cuarto deben tener castigo. No sólo por lo que han robado sino sobre todo por el flaco favor que le hacen a personas que de verdad necesitan la ayuda de la sociedad que se lo puede pensar antes de aportar su granito de arena.

Espero que escándalos como el de los padres de Nadia o el de Paco Sanz tengan castigos ejemplares, pero sobre todo espero que sigamos demostrándonos a nosotros mismos que el ser humano es maravilloso.

Mientras tanto los investigadores seguirán trabajando con los pocos recursos que le ha dejado la crisis para buscar curas y avances; los médicos seguiremos acompañando e intentando sanar pese a nuestros sueldos recortados y nuestras condiciones laborales en ocasiones indignas; y la gente como tú, seguiréis siendo el puntal sobre el que se edifica la grandeza del ser humano, esa maravillosa especie a la que no pertenecen especímenes como el malvado Paco Sanz o los padres sin alma de la pobre Nadia”.

Los Óscar: glamour, brillo y realidad

Porque los actores también se acatarran y tienen mocos y demás

Parece casi increíble que después de ver la gala, las fotos y los vídeos de los famosos en los Óscar, por ejemplo, con tanto glamour, tanto brillo y tanta pose podamos llegar a vislumbrar que ellos también, como todos, tienen alguna que otra complicación en su cuerpo y mente, es decir, también se ponen enfermos. Lo siento, aunque desmontemos algún mito, en Cada 8 horas tenemos que informar que ante todo son personas, humanas, y que si se comen una ostra en mal estado, se pondrán regular de lo que es la parte de la tripa; si se tumban vuelta y vuelta al sol sin protección se quemarán; y sí, también se acatarran y tienen mocos si cogen frío.

Aunque seguro que en Hollywood tienen desde hace años soluciones de todo tipo para estos males…

Hoy hablaremos de esas enfermedades, algo más serias, que tienen varios conocidísimos actores de Hollywood y que han hecho públicas. Pero desde Cada 8 horas queremos apoyar y animar a todas las personas que convivan con ellas, porque a ellos no les ha impedido triunfar, hacer un excelente trabajo y lo que te rondaré morena. ¡Eso sí se merece un premio!

Comezamos con Daniel Radcliffe, nuestro mago más valiente en la famosísima saga Harry Potter. Aunque donde hace realmente magia es en superar la Dispraxia, que se caracteriza por la debilidad motriz generalizada, la cual impide terminar movimientos que exigen cierta coordinación, aunque el agitaba su varita mejor que nadie.

Seguimos con otro gran héroe, dentro de las pantallas y fuera de ellas, Bruce Willis, que tiene tartamudez, un trastorno de la comunicación. ¡Quién lo diría! Nuestro John McClanne en la Jungla de Cristal, se comunica a la perfección con todos los malos que se le pongan por delante.

Y terminamos los actores masculinos con otro gran actor que sigue en activo y bien activo y otra gran saga, Regreso al Futuro junto a nuestro amado Marty McFly o lo que es lo mismo Michel J. Fox. En 1991 le diagnosticaron Parkinson, pero da igual, él vuelve y regresa, del futuro o del pasado, a las pantallas y a nuestras vidas, las veces que hagan faltan haciendo que le queramos aún más.

Comenzamos las actrices con la famosa, cinematográfica y polivalente Cher que, según ella misma confesó en una entrevista en 1987, padece Encefalomielitis Miálgica (ME) o Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). Una enfermedad que puede conducir a síntomas que afectan el cerebro y gastrointestinal, inmunológico, y los sistemas cardíacos, ahí es nada. Pero ella canta, actúa, compone, presenta, investiga, se reinventa y venga y dale. ¡Todo un icono y todo un ejemplo de superación!

Otra de las grandes actrices, esta vez rubia, es Daryl Hannah y es otra de las actrices que, como Marty McFly, también vuelve y regresa, con los dos ojos o solo uno, a la gran pantalla de manera incombustible. De sirena dulce e inocente en Splash a asesina despiadada y fría en Kill Bill pero su Síndrome de Asperger, que afecta en mayor o menor medida a las relaciones sociales y a la empatía, no queremos que lo sufra tanto ella como los malos de sus películas.

Y decimos adiós, diciendo hola a Wynona Ryer, que aunque sufre ansiedad y ataques de pánico tantas alegrías que nos ha dado con Beetlejuice, Reality Bites, Drácula… o ahora mismo, con la serie Stranger Things. Ella y el resto de sus colegas nos llenan, desde la ficción, de momentos inolvidables con sus grandes personajes e interpretaciones y eso siempre se quedará en un lugar privilegiado de nuestra memoria colectiva.

¡Larga vida a Hollywood!

 

 

Unas líneas sobre la campaña de Narcos de Netflix

La última polémica navideña

blanca-navidad

Perdón por la foto, es malísima.

 

A estas alturas ya sabréis que hace unos días saltó la polémica acerca de la lona publicitaria colocada en plena Puerta del Sol. Se trata de la última campaña de Narcos de Netflix. Como os hemos dicho ya mil veces que el mundo de la publicidad es el nuestro y como por alusiones esta campaña toca el mundo de la salud, no hemos podido evitar hacer este post.

En muchas ocasiones, la publicidad sigue ese lema de “hablen de mí, aunque sea mal”, buscando ganar en notoriedad. Pero esa osadía puede acabar en desastre, por eso hay que estar muy seguro del charco en el que te metes, porque puede ser que no haya quien te saque de allí. En cualquier caso, esta campaña de Narcos no parece ser el caso.

No sé si habéis visto la serie de la lona. Va sobre Pablo Escobar, el narco colombiano más famoso de la historia. Que este hombre nos desee “una blanca navidad” en esta campaña, más allá de cuestiones éticas y teniendo en cuenta el contexto en el que está, publicitariamente hablando es un acierto. Que critiquen es bueno. Que ofenda es un éxito. Es lo lógico cuando el protagonista es un narco.

Ahora bien, todas las quejas de asociaciones contra la droga, médicos… son más que razonables. Está claro que en la campaña se banaliza la droga y si además habláis con colombianos os dirán que deja a su país a la altura del betún. Pero seamos sinceros, en España el alcohol y la cocaína parece que no son mal vistas del todo y esta lona y la publicidad no dejan de ser un simple chivo expiatorio de lo que hay y es que España, nos guste escucharlo o no, sigue siendo uno de los países donde más se consume este tipo de sustancias. ¿Duro, eh? Pues es así.

Así que esta campaña, para bien o para mal, está claro que funciona. Sin embargo las de la FAD, parece que no tanto, solo hay que mirar los resultados.  Además, buscando en Twitter te encuentras con que hasta la policía sigue la “broma” y se apoya en la serie para advertirnos.

Eso sí, si pasas por Sol y te preguntan tus hijos, más te vale tener una respuesta para salir del paso, porque las guerras de cárteles no es algo para hablar con chavales. O sí, quién sabe.

La salud de los que mandan

Enfermedades de presidentes y mandatarios

la-salud-de-los-que-mandan

Hemeroteca La Vanguardia

Parece que en los EE.UU. la salud vuelve a ser un tema por el que se pueden decidir las elecciones. No, no es el Obamacare, la extensión de la seguridad social, el recorte de los seguros médicos, es sencillamente la supuesta mala salud de Hillary y el hiperbólico poderío de Trump.

Para empezar tenemos a unos candidatos ya mayorcitos, de 69 y 70 años, respectivamente. Y claro, si a esas edades no te pasa nada, es que estás muerto. Pero todo el alboroto viene no solo por la neumonía de la señora Clinton, si no por haberlo ocultado. Dices que estás como una rosa y te desvaneces en los actos del 11-S y pierdes puntos en las encuestas a cascoporro.

Y luego está el otro, que no da puntada sin hilo. Su médico le firmó un informe que ni el Capitán América. Después dijo que se le fue la mano. Pero el listo de Donald siguió haciendo leña del árbol caído y se fue a un programa de otro conocido y polémico médico a dejarse ver y presumir. Si es verdad, el muro lo podría levantar él solito.

La cosa es que este tipo de polémicas y oscurantismos no son exclusivas de los americanos. Aquí han pasado a la historia conceptos como equipo médico habitual” y “heces en melena asociados a Franco. Y del Parkinson que sufría, ni mú.

Muy distinto es cómo se habla de su sucesor como jefe de estado. El rey Juan Carlos I ha tenido mil y un accidentes, pero lo normal es verle salir del hospital con unas muletas, bromeando, hablando de sus problemillas de chapa. Lo cierto es que el ritmo que llevaba no era el de un anciano.

Claro, que para presumido, Berlusconi. “Il Cavaliere” se ha sometido a algún que otro retoque estético casi “obligado”. Entre las obligaciones de un primer ministro está aparecer ante sus ciudadanos con el mejor aspecto. De robar, mejor hablamos otro día.

Otro que puede contarlo, y durante horas, es Fidel. El Comandante estuvo más allá que pacá, pero se recuperó y tuvo un regreso triunfal, vistiendo ese chándal que desde ese momento fue un must entre los líderes bolivarianos y tema de opinión mundial.

Más polémica fue la muerte de Néstor Kirschner, en ese momento presidente consorte. Nada claro hay. Según parece, la causa de su fallecimiento solo se da en un 0,6% de los casos y eso ha dado pie a teorías conspiranoicas, como la que apunta a su mujer y a su hijo. Sin salir de la familia, Cristina también tuvo su propia historia, oscurilla, con la salud. 

Pero si queremos oscurantismo, hay que volver a los tiempos de la URSS y esa época donde el soviet era una gerontocracia. Muere Breznev (76 años), le sustituye Andropov (69 años), que fallece a los 15 meses, y después Chernenko (73 años) que dura un año raspado. Y no, no llegaron al poder con una salud de hierro.

Nos dejamos a Miterrand, a Chávez, a Tito… que tampoco fueron ejemplo de demasiada libertad periodística en estos temas. Y si queréis saber más, os dejamos con un listado de presidentes que murieron en acto de servicio, que un poco de culturilla nunca viene mal.