Tag: efectos secundarios

Deporte más allá de los 40

Y de lo razonable

Como decía Tomasito, del deporte también se sale. Lo decía, pero parece que sin mucho éxito. Porque son millones los que han caído en la adicción de hacer ejercicio y raro es quien no conoce a algún runner, triatleta, crossfitero o lo que sea. O serlo él o ella mismo. Deportes individuales, porque no nos da por desempolvar las mazas de gimnasia rítmica o calzarnos las botas de fútbol.

El breakflamenco de Tomasito debería estar en los gimnasios y no el zumba.

¿Es esto bueno? Sí. Pero ojo, no para todos. Con más de 40 hay que andarse con cuidado, que pensamos que tenemos 20 añitos y no es así. Por muchos gadgets tecnológicos que lleves, zapas caras de colores y ropa climacool, hay que mover el cucu y para eso, si nunca has hecho nada, hay que entrenar e ir con calma. Llevar lo mejor y lo último no te hace ni superman ni superwoman ni superná.

Nos sigue fasciando ver a gente de más de 40 (tchss, que hay gente de 40 que está estupenda, oyes), que no ha hecho deporte en su vida y va en coche a todas partes, queriendo ser maratoniano, fliparse y sobre todo colgar en Facebook sus progresos… ains. Siendo sinceros, alabar la tecnología ultraboost cuando vas a 5´35´´el kilómetro, tampoco es como para lanzarlo al viento. De hecho, los corredores son los que más fardan en redes sociales perdiendo así la esencia de un deporte que es puro sufrimiento.

runners

Autor desconocido

 

Y luego están las prisas. Eso es algo del mundo en el que vivimos que también nos llama mucho la atención. Lo queremos todo y lo queremos ya. Perder 10 kilos, ganar musculatura, tener el culo firme. Un mes exprimiéndonos y ya… pues no. Con la edad pierdes flexibilidad, tardas más en recuperar y pasarte te traerá más problemas que beneficios. Si llevas 42 años sin hacer deporte, puedes tener la tranquilidad de ir mejorando poco a poco, sobre todo si haces caso a un experto o entrenador personal porque, aunque no llegues a ser Bekele ni Simone Biles, puedes llegar a disfrutar más que ellos.

No, no creo que tú llegues tan alto.

Bueno, no sabemos si hay estudios entre deporte-vanidad-hacerseeldiferente-edad, pero debería. Porque de otra manera no se explica el auge de los deportes extremos. Pero en este tipo de deportes, tampoco vale todo. Practica el deporte que quieras, pero con cabeza. Y lee este artículo de La Voz de Galicia antes de probar qué es eso del salto base.

Si alguien ha llegado hasta aquí, que no piense que estamos en contra de hacer ejercicio. Estamos en contra de NO saber hacer ejercicio, cosa que no se aprende escuchando a dos en la oficina.

Y os dejamos, que nos vamos ya a Stretching Global Activo, que no sabemos lo que es, pero suena bien.

Cuando calienta el sol… aquí en el cole

Fotoprotección y niños en horario escolar

cole y sol

Mi primer recuerdo de lo malo que podía ser el sol fue durante unas vacaciones de verano en Benidorm. Y fue, por decirlo de algún modo, bastante cañí. Paseando por el centro, me llamó la atención el color rosa chicle de una familia de guiris. Durante una época, el plastidecor rosa fue mi pintura favorita.

sol-verano-salud

Elegancia y humor, dos cosas que no valoramos en su justa medida de la gente que nos visita.

 

Lamentablemente, no tardé en sufrir en mis carnes el poder maligno de los rayos uva. A cada “ven que te tengo que dar crema” de mi madre, le seguía un “espera” y así me fue. Una tarde llorando, seguida de dos o tres días en los que me bañaba con la camiseta.

No es mi intención hacer mi versión de Cuéntame, es solo que si hablas de los efectos del sol en la piel y te has quemado de pequeña, sufres una regresión aunque no quieras.

Pero es que el sol, además, ya no es lo que era en los 70 o en los 80. Este anuncio de Visionlab lo explica muy bien, con humor entiendes que el Lorenzo es un ente muy, muy peligroso.

Pero cómo afecta el sol a nuestra piel, sobre todo si eres pequeño, es un tema bastante serio y no solo en verano. Ya no es raro tener un sol de julio en abril. Y eso, en el patio del cole, puede ser algo a tener muy en cuenta. Yo, que soy de las se que pone crema hasta en las pestañas, hasta que no he visto la iniciativa de “No te quemes con el sol”  no era del todo consciente de eso. Muchos padres no asociamos el protector solar con el patio del colegio, ni a esa hora y media libre después de comer, ni a que suelen ir sin gorra, sin crema, que están todo el rato corriendo… Algo que en julio prohibirías, en mayo casi ni te lo planteas.

Por eso en Cada 8 horas nos parece tan interesante esta campaña que en algunos coles de Madrid ya está en marcha. Eso de explicarles a los niños (y a los padres) lo dañino que es el sol y cómo y en qué momento debe aplicarse la crema solar es un acierto. Y lo es más cuando colocan dispensadores de crema para que sean los propios niños los que se la pongan antes de salir al patio. Y eso está muy bien, porque, desde que tú les pones la crema a las 8:30h de la mañana, hasta las 5 de la tarde que les recoges de la extraescolar de fútbol, por poner un ejemplo, imagínate. No hay protección que resista 8 horas.

El caso es que como nos parece un tema muy importante y del que se debería hablar más, hemos preguntado a Rosa Tabernerexperta en dermatología, su opinión sobre el tema de la fotoprotección en niños durante el horario escolar y esto es lo que nos ha contestado:

P.- El sol es dañino (y más en determinadas horas del día) ¿Cómo pueden afectar a la larga estos efectos del sol en la piel un niño?  R.- La radiación solar excesiva, tanto los rayos UVA como los UVB (estos últimos responsables de las quemaduras solares) son efectivamente perjudiciales para la piel de los niños, especialmente en latitudes cercanas al Ecuador y en las horas centrales del día (entre las 11 y las 16h sobre todo). Aparte de los efectos “agudos” e inmediatos sobre la piel (en forma de quemaduras solares), existe un daño crónico, más insidioso cuyas consecuencias aparecerán en la vida adulta, en forma de diferentes signos de fotoenvejecimiento”.

P.- ¿Llegan a las consultas casos de problemas que hayan podido surgir en la piel de los niños por su exposición al sol en colegios? R.- “No es demasiado habitual ver quemaduras solares producidas en los colegios, hay que tener en cuenta que las exposiciones en centros escolares suelen ser relativamente cortas y fuera de la época estival, y que los niños de piel más clara suelen aplicarse fotoprotector. Es mucho más frecuente ver este tipo de problemas en verano, cuando ya no hay cole, y los niños están a cargo de sus progenitores”.

P.- ¿Algún consejo más que ofrecer a los padres sobre este tema? R.- “Que les pongan cremita a sus hijos y que les den alimentos ricos en vitamina D”.

Si os habéis quedado con ganas de más consejos de Rosa Taberner, siempre podéis leer en su blog Dermapixel, un post más completo sobre este mismo tema o seguir sus consejos a través de su Twitter @rosataberner.

Nosotras, de momento, vamos a informarnos para ver si podemos hacer de nuestros colegios un colegio fotoprotegido y, visto lo visto, igual hasta cambiamos las vacaciones de verano en la Costa del Sol por una semana en Escocia. Seguro que llueve en Edimburgo.

Semana Santa

O cómo medir lo bien que te lo has pasado por el “retostamiento” de tu piel

semana-santa-vacaciones

La Semana Santa es esa gran semana (o cuatro días), a medias entre las vacaciones de navidad y las esperadas vacaciones de verano. Por eso, todos o casi todos, ponemos nuestras mayores expectativas y energías en exprimir esos días al máximo y volver “a la rutina” totalmente renovados, revitalizados, descansados y si puede ser algo morenos, mejor que mejor. Parece que existiera una norma no escrita que dice: los demás juzgarán la calidad de tus vacaciones por el nivel de retostamiento de tu piel. Más tostado, te lo has pasado fenomenal; menos tostado: ¿no lo has pasado bien? Y mira que te has podido ir a Helsinki pero, da igual, a no ser que vivas en un país asiático, hay que volver moreno. 

moreno-nivel-experto

A juzgar por su retostamiento parece que Ross se lo ha pasado fenomenal

 

No señores, eso de retostarse está más que pasado de moda y más que demostrado que el sol y sus efectos en la piel son peor que malos: arrugas, manchas, deshidratación… por no nombrar algunos más serios que tampoco es plan de chafar las vacaciones a nadie. En estas fechas, nuestra piel está todavía medio blandita y amarillenta del flexo y del largo invierno pero como tenemos tantas ganas de aprovechar, pues venga, a tope de vuelta y vuelta.

Consejo 1: Pásalo fenomenal pero protégete del solEsto del sol y de tu piel, lo podemos aplicar, tanto si vas al monte, como si vas al mar (que decían Aerolíneas Federales). O como si te vas a esquiar, porque si algo tiene de curioso esta época del año, es que se pueden hacer actividades típicas de cada estación, todas juntas, o por lo menos en estas latitudes del planeta.

Consejo 2: Disfruta de tu destino pero ten en cuenta siempre donde vas. Y ya sabemos que te puede el ansia de sol pero, aún a riesgo de parecer tu madre, otro buen consejo es mirar antes el tiempo que va hacer, porque ¿cuántas veces has metido el bañador y poco más en la maleta y te has quedado pelete? ¿Eh? ¿Cuántas?

Otros temas muy típicos son los nervios causados por los atascos, porque el hotel, en realidad, se parece tan poco a las fotos de su web como un gato a un pepino, porque cambiamos horarios, comidas… lo que nos lleva a que nuestro reloj biológico se descontrole y al final, sí, nos lo hemos pasado genial y el moreno de nuestra piel es evaluado por los demás de bien a notable pero volvemos “a la rutina”, por ejemplo y también bastante típico, sin ir al baño o yendo demasiado.

Consejo 3: Estas vacaciones come y bebe rico, cambia y desenchufa pero sobre todo, sobre todo, vuelve sano.

El lucrativo negocio de la peor enfermedad

Paco Sanz, Fernando Blanco o cómo ser un sinvergüenza

codicia

A casos como el de Paco Sanz o el de los padres de Nadia lo que les ha faltado es un buen diagnóstico a tiempo: impudicia crónica, codicia patológica… no sé. El amor al prójimo en ocasiones nos ciega, está claro.

Sea como fuere, como el mal ya está hecho y el cabreo generalizado es mayúsculo, os dejamos con la opinión sobre este tema de nuestro médico 3.0 de cabecera, Juan Toral:

“Los seres humanos somos extraordinarios. Pese a estar cegados en ocasiones y ser nuestro peor enemigo sabemos encontrar la unión cuando alguien nos necesita. Y sin duda, un duro proceso como el de enfermar suele ser un punto de unión donde todos damos nuestra mejor versión para ayudar a los que necesitados, ya sea fundando asociaciones, organizando carreras, batiendo records en donaciones de órganos, recaudando fondos para ayudar a investigar o simplemente acompañando a las personas y familias que sufren el perder el bien más preciado, la salud.

Pero en las oleadas de solidaridad hay quién aprovecha para subirse a la ola y pescar en aguas revueltas. Y es que la Sanidad, debido a su importancia y al valor que tiene, mueve una serie de intereses y sobre todo un dinero que es muy codiciado para los avaros sin corazón.

La presencia de varias espinas dolorosas no puede hacernos perder la belleza de todo un paisaje digno de alabanza. En los últimos meses dos dolorosos casos pueden hacernos dudar sobre si echar el freno de mano en nuestra solidaridad o al menos poner en cuarentena cuando el necesitado nos pide una ayuda tan necesaria como valiosa.

El caso de Nadia, la niña de 11 años con tricotiodistrofia para la que los padres montaron una campaña que recaudó fondos millonarios demostrándose un uso fraudulento por parte de sus progenitores que, aprovechando la historia de sufrimiento de Nadia, montaron un lucrativo negocio de 918.000€, enturbiándose aún más por la oscura trama del escándalo sexual que empequeñecía las visitas a platós y medios de comunicación con doctores falsos o el relato sobre la necesidad de operaciones inventadas que fueron la mecha para que su hucha se encendiera.

Pero si hay alguien abominable que nos ha dado arcadas es Paco Sanz, “el hombre de los 2.000 tumores” que apoyándose en su supuesto síndrome de Cowden recaudó más de 250.000€ con sus mensajes difundidos por radio, Tv, prensa y redes sociales con ese lenguaje tan cercano y sincero al que era difícil negarle la ayuda para poner cura a un mal, el suyo, que finalmente se ha demostrado que no tiene remedio ya que la codicia y la sinvergonzonería es una lacra sin tratamiento. Dinero empleado para su lucro personal comprando coches, artículos en tiendas de lujo o viajes, pero no al extranjero para recibir un supuesto tratamiento que no ha demostrado haber recibido sino para tomar el sol o degustar elitistas manjares pagados de las personas generosas a las que engañó y conmovió a través de la trama maquiavélica que construyó junto a su familia, su joven novia y su cabeza sin pelo pero llena de maldad.

Y es que ver los vídeos donde se jacta de todos los que le han ayudado, comprobar cómo se ríe de la solidaridad y sobre todo la trama montada en forma de melodrama de tres al cuarto deben tener castigo. No sólo por lo que han robado sino sobre todo por el flaco favor que le hacen a personas que de verdad necesitan la ayuda de la sociedad que se lo puede pensar antes de aportar su granito de arena.

Espero que escándalos como el de los padres de Nadia o el de Paco Sanz tengan castigos ejemplares, pero sobre todo espero que sigamos demostrándonos a nosotros mismos que el ser humano es maravilloso.

Mientras tanto los investigadores seguirán trabajando con los pocos recursos que le ha dejado la crisis para buscar curas y avances; los médicos seguiremos acompañando e intentando sanar pese a nuestros sueldos recortados y nuestras condiciones laborales en ocasiones indignas; y la gente como tú, seguiréis siendo el puntal sobre el que se edifica la grandeza del ser humano, esa maravillosa especie a la que no pertenecen especímenes como el malvado Paco Sanz o los padres sin alma de la pobre Nadia”.