Tag: el amor la mejor medicina

DONACIÓN DE MÉDULA

Dona vida

Es innegable que gracias a Pablo Ráez aprendimos mucho sobre donación de médula. Pablo, con su #retounmillón hizo una gran labor concienciándonos a todos a los que el simple hecho de oír “donación de médula” nos imponía.

Médula, ¿cómo voy a donar mi médula? Médula suena a algo sagrado, a algo único de lo que ni por todo el oro del mundo te desprenderías. Suena a aguja grande, a un proceso muy doloroso y también a médula espinal. Pero no, ni es un proceso doloroso, ni médula espinal y médula ósea son la misma cosa. Ni tampoco es algo sagrado, único e irreemplazable. La médula ósea se regenera, incluso hay donantes que repiten varias veces el proceso. Por eso, que Pablo Ráez nos explicara en su día lo “sencillo” que es donar médula y el bien tan grande que se puede hacer a otras personas, era y sigue siendo fundamental.

Porque como dicen en Fundación Carreras: “La donación de médula es la única curación posible para muchas personas que la necesitan y lamentablemente, la probabilidad de que un hermano sea compatible con otro es de tan sólo el 25% y la de encontrar un familiar que lo sea de menos del 5%. Por eso cuando un enfermo que requiere un trasplante carece de donante compatible entre sus familiares su única posibilidad de curación es localizar un donante voluntario no emparentado que sea compatible”. Es decir, localizar a su hermano genético.

Si después de leer esto te tomas un ratito para ver estos testimonios de pacientes, te habrás convencido tú solo de lo fácil y útil que es. Y ya, si te tomas dos ratitos y te lees los testimonios de los donantes saldrás corriendo a pedir más información. Pero en Cada 8 Horas, mientras, te adelantamos alguna:

Antes de lanzarte a donar, es bueno saber que no todo el mundo puede ser donante de médula. Según la “Guía del Donante de Médula Ósea” de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, la donación de progenitores hematopoyéticos (células madre) está formalmente contraindicada en personas con determinadas enfermedades cardíacas, hepáticas, autoinmunes, infecto-contagiosas o neoplásicas. Por ello, antes de inscribirse, todo posible donante debe cerciorarse de no padecer alguna de estas enfermedades o algún tipo de contraindicación temporal, como embarazo, medicación anticoagulante…

Si quieres donar y no padeces ninguna de estas enfermedades, tienes entre 18 y 55 años de edad, un buen estado de salud, un peso mínimo de 50 Kg. y estás en condiciones de donar sangre, estos son los pasos que debes seguir:

 

El Registro de Donantes de Médula ÓseaREDMO (creado en España por la Fundación Internacional Josep Carreras) fue nombrado en 1994 por el Ministerio de Sanidad y Consumo, Registro Nacional para la búsqueda de donantes de médula ósea para pacientes españoles y extranjeros y para la captación y registro de donantes voluntarios de progenitores hematopoyéticos entre la población española. La probabilidad de que algún día aparezca un paciente compatible con el donante es muy baja, pero si aparece, el donante es citado por su centro de referencia.

Y si aún tienes dudas y quieres que te cuenten en primera persona cómo es el proceso de donación de médula, Yaiza Cumelles y su hermano Dídac te lo explican con todo detalle en este vídeo:

 

¿Te imaginas poder salvar una vida a cambio de tan poco?

Día del Niño Hospitalizado

Hoy es otro buen día para lanzar miles de besos

Os presentamos “Un mar de besos” de Bombai, la canción de este año para el Día Nacional del Niño Hospitalizado. La canción, creada de forma altruista por este grupo de “beach pop” (como ellos mismos la definen), forma parte de una campaña impulsada por la Fundación Atresmedia junto a 18 entidades más vinculadas a la asistencia hospitalaria infantil. El dinero de las escuchas en plataformas on-line y en Youtube irá destinado a proyectos que, seguro, harán más llevadera la estancia de los niños en los hospitales.

Así que ya sabéis, os queremos escuchando la canción en modo bucle, aunque solo sea por la causa.

Además, si quieres participar, este año se adelanta la acción de lanzamiento de besos y hoy viernes, 12 de mayo a las 12h. de la mañana habrá una quedada como en años anteriores, en las puertas de todos los hospitales para tirar besos.

Un beso. No es mucho. Pero si es un mar, mejor.

13 de mayo. #DíaNiñoHospitalizado

Feliz Día de la Madre

Dedicado a todas las madres, que no se acuestan, que se levantan catorce veces todas las noches, que preguntan lo mismo una y otra vez, que viajan con un botiquín como el SAMUR, que repiten y seguirán repitiendo frases como estas, que decir no dicen nada, pero que cuando las dicen ellas, lo dicen todo.

consejos-salud-madre

Ilustración: Adrián Vélez

 

Hoy, primer domingo de mayo, es el día de las guardianas de la salud por excelencia…

¡Feliz día de la Madre, guapas!

 

 

Doctor Music

Música en hospitales. Los beneficios de la música en los pacientes

musica-en-hospitales

Foto: Les Trésors du Dr. Vinylo

El título de una promotora de conciertos nos viene al pelo para este post. También podríamos haber elegido “El que canta su mal espanta”, refrán y gloriosa canción de El Último de la Fila. Porque de lo que vamos a hablar es de los beneficios de la música en los enfermos. Hay mil estudios que muestran que la música alivia, desestresa, relaja, te hace ser mejor persona, te impulsa a invadir Polonia…

Y esto, por lógica, no ha pasado por alto en muchos hospitales, que se han apuntado a llevar la música a sus centros, para que los pacientes se vayan recuperando a un mejor ritmo (chiste sin gracia, sí). Ante la falta de salas en muchas ciudades, puede que un hospital sea el lugar perfecto para escuchar algo en condiciones.

Muchos puristas dirán que esto es una tomadura de pelo y una forma de salir en las noticias o hacerse viral. Que cómo va a haber música en un sitio donde hasta hace nada la foto de una enfermera mandaba callar a todo el mundo cual Raúl en el Camp Nou.

Pero quedarnos en el pasado, en algo como la medicina, es imposible. Hay que evolucionar, investigar, hasta en la forma de tratar al paciente. Si ya existe el rock de la cárcel, en la plaza del pueblo, en el insti, ¿por qué no va a existir un rock del hospital? Tampoco debería ser tan raro. No hace mucho hasta hemos visto a la Legión en Málaga interpretando su himno, que quizás no era el mejor camino, pero bueno, un mal día lo tiene cualquiera.

El caso es que sí que podemos hablar de iniciativas que están triunfando. Tenemos el ejemplo del hospital de Dénia, donde se interpreta música en secciones tan delicadas como oncología y neonatos. Música tranquila, clásica, que bajo la supervisión de los médicos se usa para relajar, y con eso mejorar la respiración, el ritmo cardiaco…

Pero también hay sitio para cosas más movidas. Música en vena gira por distintos hospitales de Madrid llevando desde flamenco a música clásica, cantautores, jazz y si se enteran los de Love of Lesbian allá que van, porque estos no se pierden un festi. Aquí ya se amplía el repertorio, buscan relajar o activar, porque hay enfermos a los que una buena fiesta les da la vida. Y esto es de verdad de agradecer, porque los hospitales no son ya los sitios lúgubres de antes, la mayoría de las ocasiones sales mejor, y eso es de celebrar. Con respeto y las salvedades que queramos, pero de celebrar.

Así que amigos, preparaos para encontrar músicos en los pasillos, porque esto va a más. Si miras por internet ves montones de iniciativas, y cada vez más médicos y organismos apoyan estos conciertos. Nosotras ya pedimos que la pulsera que te colocan para identificarte te sirva también de pase para cualquiera de los muchos que tenemos en España. O al revés, para agilizar el ingreso, que muchas veces el personal va como motos.

Salud y rock and roll, que diría el Loco.

Relatos cortos para el alma

Cómo un texto bonito, leído en un determinado momento, puede curar.

dia-internacional-del-libro-relatos-salud


“Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso.”

“El guardián entre el centeno” – J.D. Salinger

Así que tranquilos. Tal como cuenta el principio de “El guardián entre el centeno”, en esta nueva sección no vamos a hablaros (aunque ya hemos ido posteando cositas) de nuestras vidas, ni de lugares comunes, ni de frases hechas que de tanto usarlas pierden su sentido.

De lo que sí os hablaremos será de otros mundos, otros pensamientos, otras expresiones y otros puntos de vista sobre cómo la literatura, la ficción escrita, el arte de poner una palabra detrás de otra puede reconfortar casi más que un abrazo de abuela. Por eso, con la excusa de este pasado Día Internacional del Libro, hemos recuperado nuestros relatos y con ellos hemos creado una nueva y curativa sección en la que iremos publicando relatos cortos de distintos escritores poco conocidos, aún, pero que seguro tienen mucho que ofrecer.

Porque, en Cada 8 Horas, a pesar de ser unas descreídas patológicas, sí creemos en una cosa, en que las palabras, leídas u oídas en un momento dado, igual que hieren, curan. Curan porque animan, reconfortan, tele-transportan, amplían, alegran, acompañan,… y todos estos verbos son, sin el más mínimo de duda, buenos para la salud. Debemos añadir y aunque bajemos un poco el momento bucólico, que además, aquí, es gratis.

¡Animaos lectores más afanados y afines que otros! A todos os llamamos para que leáis, disfrutéis, compartáis y opinéis sobre esta nueva sección. Esperamos que nuestros #RelatosC8H os sanen por dentro y por fuera, o por lo menos encontréis belleza incluso en lo que aparentemente no lo es en absoluto.

Por último, pero muy importante, si tenéis algo que decir en forma de microrrelato, microcuento o poesía relacionado con salud que os gustase ver publicado en nuestra sección, podéis enviárnoslo a cuentanos@cadaochohoras.com y publicaremos los textos más originales que hayamos recibido. Tal y como explica otro gran final de libro, tienes toda la vida para contar lo que realmente quieras contar:

“El coronel necesitó setenta y cinco años -los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto- para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder: Mierda.”

“El coronel no tiene quien le escriba” – Gabriel García Márquez