Tag: el recetario

Probióticos, ¿son necesarios si tomas antibióticos?

Creo que la primera vez que oí hablar de los probióticos fue cuando lanzaron un producto tipo yogur líquido cuyo nombre empieza por Ac- y termina por -el y que no voy a nombrar por no hacerle publicidad, más que nada.

Una definición de alimento probiótico propia de El Recetario de Cada 8 horas podría ser esta: 

probiotico

El Recetario de Cada 8 horas

 

Hace unos meses fui a otra farmacia distinta a la mía habitual con una receta de antibiótico y la farmacéutica, asustada al verla, me recomendó que me llevara un probiótico (el antibiótico era muy fuerte y podría provocar diarreas, fue lo que me dijo).

Su expresión de alarma fue tal que me dejó con dudas, me extrañó mucho que, si era algo tan necesario, ningún médico me hubiera hablado de esto antes. Sin embargo, esta era la primera vez que me aconsejaban tomar un probiótico. Así que le pedimos al doctor José Francisco Ávila, médico de familia en un Centro de Salud de Leganés, Madrid, que nos diera su opinión de experto sobre este tema.

Y esto es lo que nos contó:

¿Son realmente eficaces los probióticos para combatir los efectos secundarios del antibiótico?

“El uso de antibióticos está cada vez más disparado en nuestro país. Somos el país de la Unión Europea que más antibióticos consume y este hecho está ocasionando un problema de salud pública por el mayor número de resistencias a los mismos ya que las bacterias están desarrollando mecanismos de defensa y la eficacia de los mismos están disminuyendo.

Los antibióticos son sustancias que afectan al metabolismo de las bacterias a través de diferentes mecanismos de manera que atacan procesos vitales para las mismas y así logran destruirlas. Pero los antibióticos no son selectivos, es decir, atacan a bacterias que producen infección (patógenas) y a otras que conviven cono nosotros y nos protegen de invasiones dañinas (saprofitas). Estas bacterias saprofitas están en nuestras vías respiratorias, tubo digestivo, boca, piel o vagina entre otras localizaciones.

Cuando consumimos un antibiótico disminuye el número de bacterias patógenas pero también el de saprofitas de manera que aparecen efectos secundarios debido a este hecho como infecciones vaginales o en boca por hongos o diarrea. 

El efecto de esta diarrea es limitado y en un ciudadano sano se recupera de forma natural la flora original a los pocos días de haber dejado de tomar el antibiótico. El problema surge en personas inmunológicamente más vulnerables como es el caso de ancianos, bebés o pacientes inmunodeprimidos. 

¿Si repoblamos con bacterias saprofitas el tubo digestivo podría desaparecer esta diarrea?

Esta es la pregunta que debemos responder. Para ello hemos revisado lo último publicado en revistas científicas y hemos encontrado el siguiente informe publicado en 2015 por la Agencia Canadiense del Medicamento titulado “Uso Simultáneo de Probióticos y Antibióticos en Pacientes Ingresados: Revisión Clínica y de Rentabilidad”. Este informe se basa en la revisión de 6 artículos previamente publicados a nivel internacional con unos mínimos de calidad muy elevados.

Como conclusiones de este estudio podemos decir:

  1. Los probióticos tienen efecto protector frente a la diarrea en 3 de los 6 artículos. En uno de ellos no había ningún efecto protector. En los dos restantes era discutible el efecto y concluían que se precisaban más estudios.
  2. El probiótico que ha demostrado mayor efecto es el Lactobacillus.
  3. Las necesidades de líquidos de los pacientes durante la diarrea, el número de días ingresados, otros efectos adversos del antibiótico y la duración de la diarrea no se vieron mejorados por el uso de probióticos.
  4. El coste del tratamiento fue elevado para las escasas ventajas que se apreciaron (recordar que los estudios se hacían en pacientes más vulnerables por ser ancianos e ingresados en un hospital).

De esta forma, si extrapolamos estas conclusiones a población no ingresada, que no se encuentre en los extremos de la vida y sin enfermedades que supongan una alteración del sistema inmunológico, posiblemente los escasos beneficios de los probióticos sean aún menores.

Como conclusión, para evitar los efectos secundarios de los antibióticos las acciones más eficaces sería recordar a todos (médicos y resto de ciudadanos) una serie de normas básicas para su uso racional:

uso-correcto-antibiotico

  1. El antibiótico solo sirve para tratar infecciones bacterianas. La mayoría de las infecciones que tenemos (aunque el moco sea verde, tengamos fiebre muy alta o placas en las anginas) son víricas y el antibiótico es ineficaz.
  2. Los médicos debemos prescribir antibióticos solo en caso necesario. Para ello deberemos explicar al paciente todo lo anterior y el paciente habrá de confiar en nuestra decisión. El mito de “yo sin antibióticos no me curo” es falso y supone una presión para el profesional que algunas veces claudica y prescribe en contra de su voluntad real (todo ello en una consulta de escasos minutos en el servicio público de salud).
  3. Las oficinas de farmacia no deben dispensar antibióticos sin prescripción. Aunque existe una prohibición expresa algunas, cada vez menos, lo siguen haciendo.
  4. Los ciudadanos no han de tomar antibióticos sin prescripción médica.

Posiblemente así disminuyamos mucho más la incidencia de efectos secundarios por antibióticos que utilizando probióticos, cuya eficacia y eficiencia en pacientes no ingresados y sin enfermedades de base no ha sido demostrada.

Y hasta aquí el post de hoy. Queremos darle las gracias a José Francisco Ávila por habernos aclarado este tema.

El Recetario / Toxina

Toxina es…

No confundir con tosina, que es como una tos insignificante pero persistente. Toxina es más chungo, solo por llevar una “x”, letra más gamberra que la “s”.

TOXINA-el-recetario

El Recetario / Mancebo

Qué es Mancebo/a

Palabra casi en desuso, sonora, que te hace pensar en alguien joven, lustroso, con aire de copla. Y en el que te da las recetas, también.

MANCEBO-el-recetario

El Recetario / Profilaxis

Profilaxis es…

¿Te imaginas todo blanco, azulejos blancos, batas blancas, gente con guantes de látex, blancos? ¿Sí? Pues una de dos. O es una convención de médicos madridistas o es nuestra definición de profilaxis.

Profilaxis

Si esta descripción os ha sabido a poco, aquí os dejamos el corto Profilaxis, de David Sánchez Arévalo.