Tag: música y salud

Día del Niño Hospitalizado

Hoy es otro buen día para lanzar miles de besos

Os presentamos “Un mar de besos” de Bombai, la canción de este año para el Día Nacional del Niño Hospitalizado. La canción, creada de forma altruista por este grupo de “beach pop” (como ellos mismos la definen), forma parte de una campaña impulsada por la Fundación Atresmedia junto a 18 entidades más vinculadas a la asistencia hospitalaria infantil. El dinero de las escuchas en plataformas on-line y en Youtube irá destinado a proyectos que, seguro, harán más llevadera la estancia de los niños en los hospitales.

Así que ya sabéis, os queremos escuchando la canción en modo bucle, aunque solo sea por la causa.

Además, si quieres participar, este año se adelanta la acción de lanzamiento de besos y hoy viernes, 12 de mayo a las 12h. de la mañana habrá una quedada como en años anteriores, en las puertas de todos los hospitales para tirar besos.

Un beso. No es mucho. Pero si es un mar, mejor.

13 de mayo. #DíaNiñoHospitalizado

Doctor Music

Música en hospitales. Los beneficios de la música en los pacientes

musica-en-hospitales

Foto: Les Trésors du Dr. Vinylo

El título de una promotora de conciertos nos viene al pelo para este post. También podríamos haber elegido “El que canta su mal espanta”, refrán y gloriosa canción de El Último de la Fila. Porque de lo que vamos a hablar es de los beneficios de la música en los enfermos. Hay mil estudios que muestran que la música alivia, desestresa, relaja, te hace ser mejor persona, te impulsa a invadir Polonia…

Y esto, por lógica, no ha pasado por alto en muchos hospitales, que se han apuntado a llevar la música a sus centros, para que los pacientes se vayan recuperando a un mejor ritmo (chiste sin gracia, sí). Ante la falta de salas en muchas ciudades, puede que un hospital sea el lugar perfecto para escuchar algo en condiciones.

Muchos puristas dirán que esto es una tomadura de pelo y una forma de salir en las noticias o hacerse viral. Que cómo va a haber música en un sitio donde hasta hace nada la foto de una enfermera mandaba callar a todo el mundo cual Raúl en el Camp Nou.

Pero quedarnos en el pasado, en algo como la medicina, es imposible. Hay que evolucionar, investigar, hasta en la forma de tratar al paciente. Si ya existe el rock de la cárcel, en la plaza del pueblo, en el insti, ¿por qué no va a existir un rock del hospital? Tampoco debería ser tan raro. No hace mucho hasta hemos visto a la Legión en Málaga interpretando su himno, que quizás no era el mejor camino, pero bueno, un mal día lo tiene cualquiera.

El caso es que sí que podemos hablar de iniciativas que están triunfando. Tenemos el ejemplo del hospital de Dénia, donde se interpreta música en secciones tan delicadas como oncología y neonatos. Música tranquila, clásica, que bajo la supervisión de los médicos se usa para relajar, y con eso mejorar la respiración, el ritmo cardiaco…

Pero también hay sitio para cosas más movidas. Música en vena gira por distintos hospitales de Madrid llevando desde flamenco a música clásica, cantautores, jazz y si se enteran los de Love of Lesbian allá que van, porque estos no se pierden un festi. Aquí ya se amplía el repertorio, buscan relajar o activar, porque hay enfermos a los que una buena fiesta les da la vida. Y esto es de verdad de agradecer, porque los hospitales no son ya los sitios lúgubres de antes, la mayoría de las ocasiones sales mejor, y eso es de celebrar. Con respeto y las salvedades que queramos, pero de celebrar.

Así que amigos, preparaos para encontrar músicos en los pasillos, porque esto va a más. Si miras por internet ves montones de iniciativas, y cada vez más médicos y organismos apoyan estos conciertos. Nosotras ya pedimos que la pulsera que te colocan para identificarte te sirva también de pase para cualquiera de los muchos que tenemos en España. O al revés, para agilizar el ingreso, que muchas veces el personal va como motos.

Salud y rock and roll, que diría el Loco.

Hoy toca ejercitar cuerpo y mente

23 de abril ¡Feliz Día Internacional del Libro!

Leslie Caron dans Un Américain à Paris (Vincente Minelli) (1951) ~ Silicon Valley Brass Band – An American in Paris by George Gershwin

 

Punk Park

(Espacio ingobernable)

parkinson

En los 70´, el movimiento punk vivió una época de esplendor. Literatura fanzinera, música de melodías breves y agresivas, bailes espamódicos, cine a cuentagotas, pintura… fueron algunos de los marcos de expresión de una generación que, a su manera, luchaba contra las convenciones y el orden establecido.

La anarquía y el caos que evidenciaba este movimiento en sus más diversas manifestaciones fue, aún continúa siendo, el quebradero de cabeza de un sistema que trata no sólo de atenuar las consecuencias de su aparición sino de, además, identificar y aislar sus causas para combatir y erradicar situaciones futuras. Sin embargo, a falta de un diagnóstico profundo y afinado del porqué, o los porqués, de su origen y desarrollo hasta el momento el sistema sólo se ha conseguido paliar sus efectos (L-DOPA).

Rebasado ya los sesenta años de edad, confeso seguidor de este fenómeno en mi juventud, echo la vista atrás y sonrío con ironía ante la vida.

Hoy, por ayer y por anteayer, ansío el orden y la disciplina contra la que me rebelaba de joven, y también hoy, por la semana pasada y por hace un año y cuatro meses, cuando me diagnosticaron la enfermedad, detesto el caos que se ha instalado en mi cuerpo. Porque, hoy por hoy, los miembros y órganos que componen esta democracia parlamentaria que es mi cuerpo, cuyo deber es hacer cumplir la voluntad de su máxima autoridad representativa, la de mi cerebro, boicotean el orden establecido y minan las instituciones y convenciones que conforman mi conducta.

Hoy, 11 de abril, Día Mundial del Párkinson, es tiempo de rebelarse y reivindicar mayor inversión en investigación para acabar con esta enfermedad.

Hoy, como ya proclamaban The Stooges allá por el 73, es hora de «Search and destroy».

 

Collage: Leticia Jiménez // Texto: Marcel Lemarc