Vacuna de la meningitis B: ¿hay algún médico escuchando?

Meningitis B, tosferina y grupos de whatsapp

Si quieres preocupar a todas las madres del país basta con que aparezca algo que relacione “vacunas” y “niños“. Ya, con eso tienes a millones de mujeres (y decimos mujeres, porque los hombres aquí, lo sentimos, no se agobian igual) dándole vueltas a la cabeza, que si esa energía neuronal se pudiese utilizar hablaríamos con los marcianos.

Casi seguro que ahora estáis pensando en la nueva vacuna contra la meningitis B y la vacuna contra la tosferina.

Supongo que estos días habéis escuchado en las noticias que en los últimos dos meses han muerto tres bebés por tosferina. El problema, es que los bebés están desprotegidos durante los primeros meses de vida. La solución que proponen sería vacunar a las embarazadas para que los anticuerpos que fabriquen puedan pasar al feto, lo que le ayudaría a estar protegido durante estos primeros meses. La polémica está servida porque actualmente unas comunidades autónomas vacunan y otras no. Además, da igual lo que te aconseje tu médico porque si decides ir a la farmacia a comprarla puede que no tengas acceso a la vacuna por problemas de suministro (como pasó en alguno de estos tres casos). Sin comentarios.

En cuanto a la vacuna contra la meningitis B, se echa en falta más información y opiniones de médicos o profesionales al resto de los mortales.

meningococob

Foto: meningococo / AEP

Si tenéis hijos en edad escolar y tenéis la suerte de formar parte de esos fantásticos grupos de whatsapp, puede que hayáis recibido un mensaje un tanto alarmista sobre un brote de una meningitis muy virulenta y la recomendación de vacunar a los niños. De los grupos de whatsapp no te puedes fiar, eso lo tenemos claro ¿no?, pero como seas un poco hipocondriaco ya no hay vuelta atrás. 

Como considero a mi pediatra bastante sensata, antes de nada le pregunté a ella y pasó lo que suele pasar casi siempre con las informaciones que te llegan a través de este tipo de chats. NO hay brote, no hay alarma, pero sí recomendó, aunque no de forma inminente, la vacunación y me dio la información que la CAV ha difundido sobre el tema. Por si no lo sabéis la CAV es el Comité Asesor de Vacunas y el organismo responsable y portavoz oficial de la Asociación Española de Pediatría en todo lo relacionado con las vacunas.

Así que después de su recomendación me puse a indagar un poco más en internet (sí, ya lo sé) a ver qué se decía al respecto.

Esta vacuna antes era de uso hospitalario pero a partir del 01 de octubre las farmacias empezaron a dispensarla a un precio de unos 115 euros cada dosis y, de momento, no está incluida en el calendario vacunal. ¿Y eso por qué? os preguntaréis. Pues porque dicen que su incidencia es muy baja

Seguí con mi periplo de preguntas a profesionales, y aprovechando que estaba en el hospital (poniendo una vacuna a uno de mis hijos), le hice un tercer grado a la enfermera. La conclusión es que ella, por lo que “estaba escuchando a sus compañeros médicos”, había decidido vacunar a sus hijos. Claro, cuando la vacuna vuelva a estar disponible, porque está agotada en la mayor parte de España y hasta febrero, marzo, no se prevé que vaya a volver a normalizarse la distribución.

Seguí preguntando. Pero esta vez cambiando de zona y descubrí que, lo que para mi entorno es casi un problema de la salud pública, en otras zonas de Madrid las madres ni siquiera habían oído hablar de ello. Esta nueva pediatra insistió en que no hay razones para vacunar con urgencia porque no existe un brote epidemiológico y es más, no la recomienda porque ni siquiera se sabe, a día de hoy, los efectos secundarios que puede tener (eso dijo).

En el Hospital de La Paz otra enfermera nos dijo que no tenían constancia de ningún brote y que en caso de brote a las primeras que vacunan es a ellas y de momento no es así.

Nuestra conclusión después de preguntar en dos hospitales y a distintos pediatras de distintos centros de salud de Madrid y leer todo lo que nos ha caído en nuestras manos es:

BROTE NO / RECOMENDACIÓN VACUNA de la Asociación Española de Pediatría  

Hay pocos afectados por la meningitis B y por lo tanto su incidencia es muy baja, el problema es que es muy virulenta. Es difícil que pase pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *