No me vengas con tonterías que no tienes nada

O cómo el Colegio de Médicos de Bizkaia pincha en hueso en su campaña contra el exceso de medicalización.

 

Hoy nos vamos a ganar unos cuantos amigos, pero antes de explicar nada más, pongamos el vídeo de la campaña de marras que ha lanzado el Colegio de Médicos de Bizkaia aconsejándonos cuándo ir o no ir al médico:

En fin. Sin comentarios.

O sí, mira, ¿por qué no?

Colegio de Médicos de Bizkaia: se nota que la campaña la habéis hecho vosotros para vosotros. Lo decimos porque ese airecillo condescendiente que nos profesáis hace que desde la sala de espera, sintiéndolo mucho, no se entienda bien vuestro mensaje (dejémoslo así).

A ver, nos explicamos. Este vídeo como ejemplo de humor corporativo está bien, es correcto, pero como campaña de concienciación social, pues no. De hecho, nuestra primera reacción fue más bien del tipo: cabreo máximo.

Dejemos a un lado su tono de humor (¿?), la calidad (¿?) del videoclip y centrémonos en el contenido, en lo que dice. Que no es poco:

Primero, la campaña lleva como nombre “Así es la vida”“En ocasiones se paga un precio”, dice, literal, la letra.

(…)

“Así es la vida, nos pasa a todos
en ocasiones, se paga un precio.
Ven a consulta, si te hace falta,
si estás enfermo, te ayudaremos. 

(…)

Así es la vida –decís– ¿Anda, sí? ¿En serio? Y nosotras aquí pensando que la vida era una fiesta.

Así es la vida nos suena, además, un poco a la canción de Sandro Giacobbe“la vida es asíííí, no la inventado yooooo…”, que viene a decir, “lo siento mucho, esto es lo que hay y… sí bonita, tienes unos cuernos de aquí a Albacete”.

Demasié, que diría un castizo. Too much, que diría un inglés.

Que estás constipadillo, con la menopausia, deprimido, son cosas que pasan, que debes llevar con resignación. Y tú solo, además. Nada de traerlas a la consulta. El filtro de lo-que-es y lo-que-no-es importante lo pasas tú, en tu casa. ¿Qué es eso de venir aquí a contarnos tus miserias? Y para rematar van y nos dan una caja de:

asieslavidix

¡Qué humor! ¿eh? Nosotras aún nos estamos tronchando.

En fin.

Después de ver el vídeo, leímos vuestros motivos y las explicaciones del Colegio de Médicos de Bizkaia… y nos quedamos igual. De salud no sabremos mucho, pero de comunicación, algo. Y aquí hay un problema de base: qué decir y cómo decirlo, y en esta campaña, lo mires por donde lo mires, se culpabiliza al paciente y además tira por tierra la labor de muchos de vuestros compañeros médicos que ponen en marcha proyectos tan valiosos como el de HU-CI, por ejemplo.

Y si no, fijaos en esta parte del estribillo y cierre de vuestra campaña:

“… No hay pildorita que solucione,
la realidad de no estar enfermo”.

Lo leemos, lo leemos y no nos enteramos. Tiene una sintaxis complicadilla ¿no? Su objetivo es decir que si no tienes nada, no hay pastillas que valgan. Más allá de chistes y leyendas urbanas, si alguien va al médico y le dicen que está sano pero insiste en que le receten algo, o de verdad algo le duele, o pretende defraudar a la Seguridad Social llevándose la medicación a casa o es que tiene carencias de otro tipo.

Esta escena de Las Chicas de Oro es muy grande. Más que grande, enoooooorme.

Más.

Nos parece muy bien concienciar a la población sobre el uso responsable de la sanidad, pero desde luego, no con un vídeo como este que a nuestro parecer trata al paciente de hipocondríaco y un poco flojeras. Señores, esto es serio. Hasta para utilizar el humor hay que ser rigurosos y profesionales, y desde luego esas coreografías y esa letra no inspiran ninguna de esas características. Quedan más bien chusquillas ¿no?

Todos sabemos que las urgencias están colapsadas, que los médicos de atención primaria no dan abasto, que faltan pediatras… pero esas carencias no son motivo para dejar de ir al médico si pensamos que nos pasa algo. Es mucho mejor educar sobre la importancia de ir, salvo excepciones, al médico de cabecera y ya sabrá él cómo dar los siguientes pasos.

Suponemos que con la mejor voluntad del mundo se os ocurrió “hacer un viral”. Pero creemos que pocos pacientes habrán entendido bien la campaña. Nosotras desde luego no. Y si de verdad consideráis que los pacientes somos gran parte del problema, solo con un poco más de respeto (y de empatía sobre todo) se podría haber conseguido una campaña de concienciación aceptable.

Os pondremos un ejemplo de lo que para nosotras sí es una campaña que cumple con el objetivo: porque educa, es cercana y sobre todo porque no ridiculiza, ni estereotipa a nadie. Este rap molón que la Asociación Española de Pediatría ha creado para que los niños sepan cómo evitar contagios.

Así, sí. La canción mola y seguro que la ha hecho un profesional, y así hacer un poco el tonto da más igual, porque el resultado es muy positivo.

Vamos, el que ahora mismo no esté tarareando “con el codo, con el codo” es que debe ir al médico porque lo suyo es grave. O no.

 

2 thoughts on “No me vengas con tonterías que no tienes nada

  1. Esto es ¡sorprendente! No he leído algo como esto antes . Maravilloso hallar a alguien con algunas ideas nuevas sobre este tema. Este sitio web es algo que se necesita en la red , alguien con un poco de dominio. Un trabajo útil para traer algo nuevo a Internet. Gracias de todos lo que te leemos.

    1. cadaochohoras cadaochohoras

      Uy qué bien. Nos vas a sacar los colores ;-)) Comentarios como este son los que nos animan a seguir con el blog. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Eres un robot? *